Medio Centro

29 septiembre 2007

¡Que no cunda el pánico!

Ante la creciente preocupación surgida por los últimos malos resultados del Real Murcia he de decir que no cunda el pánico. Ni antes eran los granas un equipo tan bueno que iba a optar a Europa, ni ahora es una plantilla defenestrada destinada a volver a Segunda. Hemos comenzado la Liga de forma asombrosa, realizando grandes partidos ante equipos de la talla de Zaragoza y Atlético y otro no tan brillante contra el Levante, lo que nos permitió estar en posiciones UEFA con 5 puntos. Pero ahora, dos derrotas seguidas han mermado la moral del aficionado grana, que ya se ve otro fracaso como el de hace cuatro años. La primera de esas derrotas fue en la casa de uno de los más grandes de la Liga, el Villarreal, que no fue en ningún momento superior al Murcia, y que aprovechó dos de sus ocasiones para desequilibrar el marcador. Pero los granas también tuvieron sus oportunidades, ¿o no os acordáis del zurdazo de Regueiro dentro del área, el fallo de De Lucas solo ante Viera, o el remate desviado por poco de Iván Alonso? Era un partido que se podía perder y hay que ser objetivos en eso.

La siguiente derrota fue muy dolorosa por todo lo que rodeó el encuentro ante el Almería. Un estadio con una entrada genial a las 20 horas de la tarde de un miércoles, ilusionado con la aparición en el once de Goitom y Gallardo, reclamados desde hacía tiempo, y ante un rival directo y vecino. Pero un señor vestido de amarillo nos privó de poder remontar el gol inicial de Melo (buen remate de córner, por cierto). Antes de eso habíamos tenido oportunidades clarísimas con el disparo de Baiano al palo o el zurdazo de Regueiro. Pero el Almería fue superior al Murcia, y curiosamente solo se amilanó cuando los locales estaban con nueve jugadores. Turienzo Álvarez (todos lo recordaréis por el Racing 2 – 1 Real Madrid del año pasado en el que pitó dos penaltis inexistentes a favor de los cántabros en los últimos diez minutos del encuentro) nos quemó la sangre a todos los asistentes a Nueva Condomina. Expulsó a Gallardo por recibir un balonazo en el costado que él interpretó como mano. Tres minutos después echó a Regueiro, que ya estaba muy quemado por la expulsión de su compañero y por el nefasto arbitraje del castellano-leonés, por lo que llamó “caradura” al colegiado. A partir de ese momento, Turienzo perjudicó aún más al Real Murcia, al que no concedía ni una sola falta y al que sancionaba con algunas inexistentes. La que más recuerdo fue una internada de Paco Peña (el mejor del Murcia el miércoles) que se fue de tres rivales hasta que fue derribado violentamente con una patada, que el árbitro dejó sin ni siquiera falta. Un despropósito tras otro dejó al Murcia sin opciones de remontar el encuentro. Es increíble que haya árbitros de este calibre que quieren ser más protagonistas que los jugadores, vergonzoso. Pero no nos engañemos del todo, el Almería fue superior al Murcia, no mucho más, pero si alguien se merecía los tres puntos eran nuestros vecinos.

Ahora bien, no hay que bajar los brazos por dos derrotas, que esto ya no es Segunda División, aquí se puede perder contra cualquiera. Así que arriba esos ánimos, siempre fieles al Real Murcia.
Anuncios

18 septiembre 2007

El Madrid suma y sigue ante un buen Almería

Los de Emery hicieron sufrir a los blancos · El árbitro anuló un gol legal al Almería, que acabó con diez · Sneijder, que marcó ayer, ya lleva cuatro goles

El Real Madrid sigue con paso firme en este inicio de Liga. Esta vez, la víctima fue el Almería y ya van tres de tres. El equipo de Emery salió valiente al terreno de juego, se posicionó muy bien sobre el campo, marcando a Guti y a Sneijder y cerrando muy bien sus bandas. Pero no contaban con Saviola -que sustituyó a Van Nistelrooy en el once inicial- que revolucionó el partido con su picardía clásica. Primero se encargó de inaugurar el marcador, pero su tanto fue anulado por Álvarez Izquierdo por supuesto fuera de juego del delantero argentino. Siete minutos después sí valió el gol de Saviola, que recogió el balón tras un tiro al palo de Raúl, en una buena contra iniciada por el “Pibito”. En ese momento el Madrid se vino arriba, coincidiendo con el bajón almeriense, y pudieron llegar más goles para los merengues. Pero, a todo esto, llegó el descanso, que supuso un alivio para los visitantes, que salieron más animados en el segundo tiempo.
Schuster quería más, y para ello introdujo a Higuaín por un desafortunado Robinho, y a Drenthe, que sustituyó a Heinze, con molestias. Y el cambio se notó, ya que se crearon oportunidades de gol en el arco del ex-madridista Cobeño. Pero esas ocasiones no se concretaron y el Almería se volvió a venir arriba, hasta el punto de marcar un gol, que fue anulado por un inexistente fuera de juego de Uche. Tras esto llegó el hecho que destrozó, al menos en teoría al Almería. Crusat derribó a Saviola cuando éste encaraba sólo a Cobeño, lo que le costó una justa tarjeta roja.
Con la expulsión, el Madrid buscó la sentencia, que llegó con otro maravilloso lanzamiento de libre directo del “Pit-bull”, Wesley Sneijder, que ya lleva cuatro goles en tres jornadas. Y los blancos incluso pudieron poner el 3-0 si Ramos y Raúl no se hubieran estorbado en un remate de cabeza que finalmente se perdió.
Pero como demostrara en Segunda, el Almería se crece ante las adversidades y acortó distancias tras una jugada personal de Uche, que le destrozó la cintura a Cannavaro antes de colar el balón por la escuadra. Esto ponía emoción a un partido que parecía sentenciado para los blancos. Pero nada más lejos de la realidad, porque Higuaín se encargó de matar el encuentro. El delantero argentino rompe el fuera de juego tras un toque de cabeza de Gago, y eleva el balón elegantemente sobre Cobeño, marcando su tercer gol oficial de blanco.
Tres puntos más que se quedan en casa y ahora a pensar en el Werder Bremen, primer partido de la Liga de Campeones 2007-2008.

FICHA TÉCNICA:
3 – REAL MADRID: Casillas; Sergio Ramos, Metzelder, Cannavaro, Heinze (Drenthe, 46’); Sneijder (Gago, 75’), Diarra, Guti, Robinho (Higuaín, 46’); Raúl y Saviola.
1 – ALMERIA: Cobeño, Bruno, C. García, Pulido, Mané; Juanito, Soriano, Ortiz (Natalio, 76’), Corona (Melo, 76’); Crusat y Kalu Uche (J. Ortiz, 78’).
ARBITRO: Alfonso Javier Álvarez, del Colegio Catalán. Mostró cartulina amarilla a Guti, Sergio Ramos, Gago y Soriano. Expulsó a Crusat con roja directa.

GOLES:
1-0: Min. 35: Disparo desde fuera del área de Raúl al palo, y el rechace es aprovechado por Saviola.2-0: Min. 69: Sneijder, de libre directo.2-1: MIn. 73. Uche, en acción personal.3-1: Min. 88: Higuaín rompe el fuera de juego y supera a Cobeño con una vaselina.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 3ª jornada del Campeonato Nacional de Liga. Estadio Santiago Bernabéu, rozando el lleno.

13 septiembre 2007

El domingo jugamos contra ¿un grande?

La expectación es grande en Murcia. Las colas en Nueva Condomina ya son habituales. Hay ansiedad porque llegue el domingo. Pero ¿qué pasa? Pues que viene el Atlético de Madrid a jugar contra el Real Murcia. Sí, ese equipo que cabrea cada dos domingos a sus aficionados en el Calderón, que tiene una historia de grande, pero un presente de mediocre. Ese es el tema: ¿es el Atlético un grande? ¿Qué define a un grande? Un grande es un equipo que tiene una gran masa social apoyándolo. Eso lo tiene el Atleti. Un grande es un equipo que tiene muy buenos jugadores. Eso tambien lo tiene el Atleti. Un grande es un equipo que hace de esos buenos jugadores, un gran equipo. Pues eso no lo hace el Atleti. Un grande es un equipo que gana títulos, o al menos disputa a menudo competiciones europeas. Anda, pues eso tampoco lo hace el Atleti.
En fin, podríamos seguir así eternamente. Yo sinceramente creo que sólo hay dos grandes perennes en el fútbol español, que son, como imagináis, Real Madrid y Fútbol Club Barcelona. Por historia, por palmarés, por jugadores, por su leyenda se lo tienen ganado. Luego está el Atleti, un equipo que siempre se ha considerado el tercero en discordia, ya que es el tercero que más títulos de Liga tiene y el cuarto con más Copas del Rey. Pero también es cierto que el Atlético lleva más de una década vagando por España con más pena que gloria, invirtiendo cada vez más millones en fichajes para luego hacer que con más razón llamen a la salida del Calderón la Senda de los elefantes, porque hacen que sus aficionados se desesperen.
Y en estos momentos hay otros equipos que han hecho muchos más méritos que los colchoneros para considerarse grandes. El mejor ejemplo, como no, es el Sevilla. Un equipo que descendió junto al propio Atlético y Betis a Segunda en el 2000, pero que ha sabido escoger los jugadores y trabajar con la cantera para no solo salir adelante, sino para convertirse en uno de los mejores equipos del mundo futbolístico. En menos de dos años ha ganado nada más y nada menos que cinco títulos, a saber, dos Copas de la UEFA, una Supercopa de Europa, una Copa del Rey y una Supercopa de España. Jugadores, técnicos y directivos comprometidos, capaces de jugar una final 48 horas después de perder a Antonio Puerta, uno de sus compañeros más queridos, y dedicarle sólo tres días después la clasificación por primera vez a la Liga de Campeones. Es un ejemplo para todo club mediano que quiera aspirar a ser grande.
Otro buen ejemplo es el Valencia. Aunque lleva un par de años renqueante, ha tenido varios años en los que ha arrasado, tanto en España como en Europa. No hay que olvidar que el Valencia ganó dos ligas y una UEFA en 3 años, además de una Copa del Rey al Atlético en el 99.
En definitiva, que no sé yo si debemos considerar grande al Atlético. Desde que volvió a Primera en el 2002 no ha hecho más que el ridículo tanto en Liga como en Copa (porque de competiciones europeas empiezan a hablar ahora).

3 septiembre 2007

Comienza la era del "Merengue Mecánico"

Villarreal 0 – 5 Real Madrid

Sneijder se disfrazó de Zidane para hacer el partido perfecto · Anotó dos goles y le dió otro a Raúl · Ruud y Guti cerraron la goleada · El Villarreal nunca se rindió


Y el Madrid empieza ya a callar bocas. Cuando todos dudaban del buen fútbol que realizó el equipo blanco para remontar al Atlético, Sneijder y compañía dan una lección de calidad balompédica que no se recordaba en la Casa Blanca. Atrás quedó el fútbol práctico del italiano para dar paso al fútbol total del alemán. Pero esto no habría sido posible sin un jugador como Wesley Sneijder. A pesar de los 27 millones que pagó Calderón, al final va a resultar barato. No por nada, sino porque se pagaron 50 millones más por Zidane, y ayer Sneijder se puso su traje y trajo a la memoria los mejores momentos del francés. Pero es que además no se crean que es un jugador que sólo ataca. En absoluto. Sneijder corre como un condenado, lucha cada balón y lo distribuye o lo dispara con criterio. Y eso que delante no tenía a un equipo mediocre, no señor. Tenía al Villarreal, el único equipo del mundo que había ganado sus últimos nueve partidos oficiales y venía de dar una auténtica lección en Mestalla. Y lo demostró, de hecho, porque Casillas tuvo trabajo, en su mayoría causado por un extremo reconvertido a lateral. Este no es otro que Royston Drenthe, que ayer ante Cazorla dejó claro que su sitio no es la defensa, y si tiene que jugar ahí debe aprender a defender. También estaba Rossi, delantero escurridizo y rápido, que desequilibró a los centrales blancos hasta que Cannavaro y Metzelder le cogieron el puntillo.

La primera media hora de partido fue un constante intercambio de golpes, que tuvo como ocasión más clara el tiro al palo de Robinho tras un gran pase en profundidad de Van Nistelrooy, muy activo ayer. Rossi también obligó a Casillas a realizar una gran estirada para desviar su disparo. Entonces empezó la clase particular de Wesley Sneijder. Como si hubieramos vuelto cinco años atrás y Zidane hubiera visto al gran Raúl desmarcarse, así fue el pase del holandés al capitán: entre la defensa y el portero, que sólo necesitó un sutil toque del “7” merengue para abrir el marcador. No se volvió a mover hasta el final de la primera mitad.

Continúa la lección naranja

En esta ocasión la clase iba sobre cómo lanzar faltas. No había hecho nada más empezar la segunda mitad cuando se produjo una falta al borde del área amarilla. No había dudas sobre el lanzador. Sneijder cogió el balón, lo plantó, lo disparó y lo metió en la misma escuadra de la portería de Viera, que ni intentándolo todo el día habría llegado al esférico. Fue un gol impresionante, que ya de paso contesta al golazo de Ronaldinho al Bilbao de libre directo.

El tanto sentó fatal al ánimo amarillo, que definitivamente vieron desaparecer sus esperanzas de remontar cuando en el minuto 50 Van Nistelrooy culminaba a la perfección una asistencia magnífica de Sergio Ramos. El pichichi de la pasada Liga se estrenaba en ésta y como no, fuera de casa. Tras en gol, el sevillano aprovechó para mandarle un mensaje a su amigo fallecido, Antonio Puerta, que rezaba: “Puerta, hermano, descansa en paz. Nunca te olvidaré“. Un momento muy bonito que nos emocionó a todos. El partido se convirtió en un auténtico monólogo madridista. Schuster, consciente del sufrimiento de Drenthe en el lateral, lo adelantó al medio campo haciendo debutar al argentino Gabriel Heinze, que entró por el Capitán. Raúl se fue con una ovación, se la merecía, había estado soberbio.

Fútbol Total


Sneijder y Guti se dedicaban a hacer lo que les apetecía con el balón: toque va, taconazo viene, cambio de juego va, pase en profundidad viene… Y si además tienes unos socios como Van Nistelrooy, Robinho y Drenthe todo se hace más fácil. Y en una de estas llegó el cuarto. Guti se internaba por la izquierda, vió a Sneijder que se incorporaba, se la dió, y tras recortar a un defensa amarillo, el holandés la ajustó al palo con el exterior de su pie derecho. Otra clase práctica sobre cómo pegarle con el exterior. Poco después fue Guti el que recibió de Van Nistelrooy para, con un elegante toque con su izquierda, meter el esférico en el fondo de las mallas.
0-5, líderes, Pichichi y Zamora… No está mal para empezar.

1 septiembre 2007

Dorsales blancos

Filed under: Dorsales Real Madrid 2008 — Yazid @ 12:21 pm

Estos son los números que lucirán los jugadores del Real Madrid durante la temporada 2007-2008:

1- Casillas
2- Salgado
3- Pepe
4- Sergio Ramos
5- Cannavaro
6- Diarra
7- Raúl
8- Gago
9- Soldado
10- Robinho
11- Robben
12- Marcelo
13- Codina
14- Guti
15- Drenthe
16- Heinze
17- Van Nistelrooy
18- Saviola
19- Baptista
20- Higuaín
21- Metzelder
22- M. Torres
23- Sneijder
24- Balboa
25- Dudek

Blog de WordPress.com.