Medio Centro

3 septiembre 2007

Comienza la era del "Merengue Mecánico"

Villarreal 0 – 5 Real Madrid

Sneijder se disfrazó de Zidane para hacer el partido perfecto · Anotó dos goles y le dió otro a Raúl · Ruud y Guti cerraron la goleada · El Villarreal nunca se rindió


Y el Madrid empieza ya a callar bocas. Cuando todos dudaban del buen fútbol que realizó el equipo blanco para remontar al Atlético, Sneijder y compañía dan una lección de calidad balompédica que no se recordaba en la Casa Blanca. Atrás quedó el fútbol práctico del italiano para dar paso al fútbol total del alemán. Pero esto no habría sido posible sin un jugador como Wesley Sneijder. A pesar de los 27 millones que pagó Calderón, al final va a resultar barato. No por nada, sino porque se pagaron 50 millones más por Zidane, y ayer Sneijder se puso su traje y trajo a la memoria los mejores momentos del francés. Pero es que además no se crean que es un jugador que sólo ataca. En absoluto. Sneijder corre como un condenado, lucha cada balón y lo distribuye o lo dispara con criterio. Y eso que delante no tenía a un equipo mediocre, no señor. Tenía al Villarreal, el único equipo del mundo que había ganado sus últimos nueve partidos oficiales y venía de dar una auténtica lección en Mestalla. Y lo demostró, de hecho, porque Casillas tuvo trabajo, en su mayoría causado por un extremo reconvertido a lateral. Este no es otro que Royston Drenthe, que ayer ante Cazorla dejó claro que su sitio no es la defensa, y si tiene que jugar ahí debe aprender a defender. También estaba Rossi, delantero escurridizo y rápido, que desequilibró a los centrales blancos hasta que Cannavaro y Metzelder le cogieron el puntillo.

La primera media hora de partido fue un constante intercambio de golpes, que tuvo como ocasión más clara el tiro al palo de Robinho tras un gran pase en profundidad de Van Nistelrooy, muy activo ayer. Rossi también obligó a Casillas a realizar una gran estirada para desviar su disparo. Entonces empezó la clase particular de Wesley Sneijder. Como si hubieramos vuelto cinco años atrás y Zidane hubiera visto al gran Raúl desmarcarse, así fue el pase del holandés al capitán: entre la defensa y el portero, que sólo necesitó un sutil toque del “7” merengue para abrir el marcador. No se volvió a mover hasta el final de la primera mitad.

Continúa la lección naranja

En esta ocasión la clase iba sobre cómo lanzar faltas. No había hecho nada más empezar la segunda mitad cuando se produjo una falta al borde del área amarilla. No había dudas sobre el lanzador. Sneijder cogió el balón, lo plantó, lo disparó y lo metió en la misma escuadra de la portería de Viera, que ni intentándolo todo el día habría llegado al esférico. Fue un gol impresionante, que ya de paso contesta al golazo de Ronaldinho al Bilbao de libre directo.

El tanto sentó fatal al ánimo amarillo, que definitivamente vieron desaparecer sus esperanzas de remontar cuando en el minuto 50 Van Nistelrooy culminaba a la perfección una asistencia magnífica de Sergio Ramos. El pichichi de la pasada Liga se estrenaba en ésta y como no, fuera de casa. Tras en gol, el sevillano aprovechó para mandarle un mensaje a su amigo fallecido, Antonio Puerta, que rezaba: “Puerta, hermano, descansa en paz. Nunca te olvidaré“. Un momento muy bonito que nos emocionó a todos. El partido se convirtió en un auténtico monólogo madridista. Schuster, consciente del sufrimiento de Drenthe en el lateral, lo adelantó al medio campo haciendo debutar al argentino Gabriel Heinze, que entró por el Capitán. Raúl se fue con una ovación, se la merecía, había estado soberbio.

Fútbol Total


Sneijder y Guti se dedicaban a hacer lo que les apetecía con el balón: toque va, taconazo viene, cambio de juego va, pase en profundidad viene… Y si además tienes unos socios como Van Nistelrooy, Robinho y Drenthe todo se hace más fácil. Y en una de estas llegó el cuarto. Guti se internaba por la izquierda, vió a Sneijder que se incorporaba, se la dió, y tras recortar a un defensa amarillo, el holandés la ajustó al palo con el exterior de su pie derecho. Otra clase práctica sobre cómo pegarle con el exterior. Poco después fue Guti el que recibió de Van Nistelrooy para, con un elegante toque con su izquierda, meter el esférico en el fondo de las mallas.
0-5, líderes, Pichichi y Zamora… No está mal para empezar.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: