Medio Centro

30 enero 2008

¿Tiene Google demasiado poder?

Filed under: blogger, buscador, gmail, google, microsoft, publicidad, youtube — Yazid @ 1:07 am

La respuesta es difícil. Difícil porque ¿qué es demasiado poder? Aunque la verdad es que Google controla la mayoría de los servicios de la red más utilizados, tiene grandes competidores, como Microsoft que no se quedan atrás.
Google fue creada por dos chavales estadounidenses, Larry Page y Sergey Brein, que en un garaje en 1998, intentaban hacer un simple buscador. Desde entonces hasta hoy, el ascenso de Google ha sido extremadamente vertiginoso, porque en algo menos de diez años, esos chavales se han convertido en dos de las personas más ricas del mundo. Esto se debe, principalmente, a que Google se ha convertido en la empresa de publicidad más importante del mundo y todas las marcas que quieran tener más opciones de ser encontradas deben desembolsar una cantidad de dinero, que puede ser muy grande dependiendo del standing de la empresa anunciante. Cuenta con un servicio de correo electrónico propio, Gmail, una gran página de vídeos y que se está convirtiendo en la televisión del futuro, YouTube (la cual adquirieron hace no mucho, haciendo ricos a otros dos jóvenes que la inventaron), y un servicio de blogs, Blogger, que también adquisieron hace un tiempo.

El fenómeno Google, como bien sabemos, no solo ha traspasado la frontera estadounidense, sino que es el buscador-agencia publicitaria más importante del mundo. Más de 380 millones de usuarios únicos que utilizan Google viven fuera de las fronteras de Estados Unidos. Cosas como esta nos hacen temer que Google pueda tener demasiada información sobre cada uno de nosotros y lo que puede hacer con esa información. Para que la red sigua siendo un espacio libre, Google no debe utilizar en su beneficio excesivo, datos de que sus usuarios inocentemente le prestan.
El dictum fundacional de Google “No seas malvado” ya ha quedado dañado con las actuaciones de la compañía en mercados de países no democráticos en los que ha tenido que renunciar a los valores que defiende en su propio mercado local. Una ética empresarial geográficamente fragmentada no parece la mejor estrategia para una empresa de ambición global.

Anuncios

29 enero 2008

El Murcia no quiere tener líder

En estos momentos de bajón por los que atraviesa el Real Murcia, uno echa en falta la figura de un futbolísta que lleve los galones del equipo, que empuje a sus compañeros hacia la victoria, que sea el líder indiscutible sobre el terreno de juego y la voz del entrenador para con sus compañeros. Esa figura, aunque suene basto y fuera de lugar, es el jugador que se deja los cojones en el campo, un guerrero nato, que no para de correr hasta que no le queda respiración.


Llevo ocho años como abonado del club grana, y en estos ocho años he visto grandes líderes murcianistas defendiendo ese centenario escudo. Durante mis tres primeros años, el jefe supremo del equipo era José Luis Rodríguez Loreto. No era en absoluto el más rápido, ni el más técnico, ni el más ingenioso… era simplemente el que más sudaba, el que lo daba todo hasta el final para lograr la victoria. Loreto contagiaba a sus compañeros y a la grada de su garra y su coraje. Era el típico jugador que en los últimos minutos, con el marcador en contra, después de haberse matado durante el encuentro, esprintaba hacia donde estuviese el balón para que el portero rival no perdiese tiempo al sacar de puerta. Loreto llegó sin hacer ningún ruido al Murcia, justo antes de empezar la fase de ascenso a Segunda A en el 2000. Venía de hacer una temporada horrible en el Cádiz, habiendo anotado un solo gol. Pues en los cinco partidos que disputó de fase de ascenso, Loreto marcó cuatro goles. Desde ese momento, ya era un ídolo para todos nosotros. Su constancia hizo que esa idolatría continuara hasta su marcha. Loreto cogió al Murcia en los pozos de Segunda B y lo dejó en la gloria de Primera. Un ejemplo de sacrificio que nos marcó a todos, de hecho, tengo una camiseta con su nombre, que luciré siempre orgulloso.


Tras la marcha de Loreto en 2003, el Murcia necesitaba otro líder, otro centurión. Y lo encontró en la Pampa. José Luis Acciari llegó a La Condomina en el mercado de invierno del año 2002, procedente del Atlético Almagro, un equipo desconocido de Argentina. Si desconocido era el equipo, más lo era el jugador. Nos dijeron que era un medio destructor, poco más. No nos avisaron de la que nos venía encima. Acciari se hizo nada más llegar con un sitio en el centro del campo pimentonero, del que no salió hasta que una gravísima lesión en 2006 le truncó la trayectoria. Era lo más parecido a Simeone que he visto nunca. Un aunténtico ladrón de balones, que además, sabía repartirlos con criterio. Un jugador que se entregó a muerte al Real Murcia, convirtiéndose para absolutamente todos los murcianistas en su máximo representante. No daba una pelota por perdida, cortaba la mayoría de los avances del contrario y, además, era un excelente rematador de cabeza. No era un goleador, porque su posición en el campo no se lo permitía. Pero dos goles suyos cambiaron la vida al Real Murcia. El año de su llegada, el Murcia se encontraba en la parte baja de la tabla de Segunda. Llegados al último partido de la temporada, los granas tenían que ganar al Jaén en la Condomina para salvar la categoría. El partido estaba complicado, pero un gol de medio chilena de Acciari encarriló el triunfo y la salvación del Murcia. Un año después, la situación era justo la contraria. El Murcia se estaba dando un paseo triunfal por Segunda, era líder destacado… pero había que culminar el ascenso. 1 de Junio de 2003; Estadio de La Condomina; Real Murcia – Levante; Jornada 38; 12h. Nuestro campo se vistió de grana, La Redonda esperaba una celebración… y Acciari lo certificó. Corría el minuto 46 de partido cuando Ismael saca un córner en corto hacia Tito, éste se la devuelve e Ismael centra. Acciari, más listo que nadie, se va al primer palo, peina el balón y marca el 1-0 definitivo que dio el ascenso a Primera 14 años después.
Acciari marcó una época en el Murcia. Estuvo a punto de irse en 2004, pero la imposibilidad de encontrar un recambio permitió que conserváramos al que era, para mí, el mejor jugador del Mundo en su puesto. Pero una maldita lesión en la rodilla en un partido contra el Ciudad le tuvo 9 meses en el dique seco. Eso sí, para demostrar su poderío y su afán de superación, el jugador siguió jugando ese partido, hasta que fue injustamente expulsado. Curioso fue el destino de Acciari, que retornó al equipo el día en que celebrábamos otro ascenso a Primera, en Ponferrada, en Mayo de 2007. Pero la lesión no permitió que volviésemos a ver a Acciari en el Murcia. Alcaraz decidió cederlo al Córdoba (vaya suerte han tenido), a pesar de no tener otro jugador de sus características sobre el campo.
Estos días de mercado se está hablando de que si el Murcia está buscando un medio defensivo para reforzar la plantilla. Que si Keita, que si Djemba Djemba… ¿Quién coño son esos tíos? Tenemos a Acciari en el Córdoba, fácilmente se podría repescar. Él, murcianista como el que más, vendría encantado. Ojalá vuelva el que es el mejor jugador que he visto con la elástica centenaria grana.

Una vez se dio la salida de Acciari, el Murcia necesitaba otro líder, y ya lo tenía en sus filas. Iván Alonso se ha convertido, por méritos propios, en el sucesor en el papel de líder de Acciari. Después de hacer unas maravillosas temporadas en el Alavés, llegando a jugar y a marcar en la final de la Copa de la UEFA de 2001, su equipo se vio sumido en una crisis que supuso el descenso de categoría. Iván apostó por el Real Murcia, que acababa de bajar de Primera, un año después de que su equipo hiciera lo propio. Y como Loreto, como Acciari, se deja las pelotas en cada partido, corre como el que más, siente los colores, engancha a la afición con su coraje. Es un jugador que pasó de estar entre los grandes en 2001 a volver al sucio suelo de Segunda para liderar a un equipo hacia Primera. Y vaya si lo lideró. Tanto como que marcó el gol que nos dio en bandeja el ascenso contra la Ponferradina. Su entrega y sus ganas de ganar ya le habían encumbrado como líder, pero ese gol supuso que fuera un ídolo para la afición. Este año ha recaído sobre él la responsabilidad de tirar del carro en Primera. Es un reto difícil, más aún cuando Alcaraz no está contando mucho con él. Pero cada vez que ha jugado ha rendido a un nivel muy alto. Pero esos partidos en los que no ha jugado, se ha visto a un equipo sin mordiente, sin ganas, sin alguien que tire de ellos. Esta situación se vio perfectamente en el partido contra el Levante. Con él en el campo el Murcia tenía fervor, tenía hambre y rapidez. Además, marcó el gol que adelantaba a los locales. Pero una vez fue sustituido por Íñigo, el equipo se vino abajo, sin tener una referencia arriba. No, por mucho que se empeña Alcaraz, Pablo García no es un líder, ni mucho menos. Además de que no transmite nada a la afición, su rendimiento no está acompañando. Y no me gusta nada que le den el brazalete de capitán, habiendo en el equipo jugadores más veteranos como Peña o Notario.
En fin. Hay algunos que dicen que Iván Alonso es un defensa que juega de delantero, por los numerosos balones aéreos que saca en el área, a pesar de no ser muy alto, y por su lucha. Sea como sea, Iván es un líder y debe jugar siempre, cuando no está, el equipo se viene abajo y se nota en los resultados.

PS: Siempre he creído que el jugador más veterano que esté sobre el terreno de juego debe ser el que lleve el brazalete de capitán, pero casos como estos jugadores me hacen dudar. Estos tres deberían haber llevado el brazalete siempre, siempre.

28 enero 2008

El Madrid continúa su paseo triunfal por la Liga a costa del Villarreal

Real Madrid 3 – 2 Villarreal


Robinho con dos goles y Guti lideraron a los blancos · Rossi impidió el récord de imbatibilidad de Casillas

Después de que el Barcelona se dejara dos puntos en San Mamés, el Real Madrid tenía la oportunidad de casi sentenciar definitivamente la Liga poniéndose a 9 puntos de los azulgrana. Pero enfrente tenía al Villarreal, dolido por el 0-5 de la ida y con la intención de asegurarse los puestos de Champions, ya que el Español había perdido contra el Betis.
El partido se presentó como un claro homenaje al buen fútbol, con dos de los que mejor juegan de España. Y no defraudó. Los dos conjuntos salieron a morder desde el primer minuto, dejando a un lado los miedos y en busca de un gol. El Madrid, ejerciendo su rol de local, y con Gago como líder del centrocampo, tuvo más ocasiones que su rival amarillo, como un tiro de Van Nistelrooy que detuvo sin problemas Diego López, que volvía a la que fue su casa.
Hasta ese momento, Guti no había dado muestras de su calidad, así que decidió coger el libro y empezar a dar lecciones de fútbol. La primera fue un precioso pase en profundidad a Robinho, que de primeras, batió al arquero villarrealense. La jugada fue sensacional. Visión, concisión y precisión, los ingredientes fundamentales de un gran gol. Robinho, para agradecerle una de tantas asistencias, le limpió la bota al segundo capitán blanco.
El Madrid había hecho lo más difícil, adelantarse. Lo lógico en estos casos es que un gol así baje la moral del equipo visitante, pero eso espoleó al Villarreal, que fue rápidamente a buscar la igualada. Y la consiguió. Casillas vió como un zurdazo de Rossi desde el borde del área ponía fin a su racha de imbatibilidad. El italiano, explosivo como pocos, aprovechó una buena jugada personal para poner las tablas. El partido estaba siendo espectacular. Guti, Gago y Baptista hacían jugar al Madrid; y Bruno, Senna y Cazorla hacían lo propio con el Villarreal. Se generaron numerosas oportunidades para ambos conjuntos, pero las férreas defensas impidieron que se marcaran más goles en la primera parte.
Un empate no hubiera sido mal resultado para el Madrid, que mantendría la distancia con el Barça, pero quería ganar la Liga ya. Poco después del arranque de la segunda parte, Ramos, que jugaba de central, salió al contragolpe. Le dio el balón a Raúl, que con la derecha falló. Ramos no llegó al rebote y Guti también se encontró con el arquero. Tuvo que llegar Robinho para poner el esférico lejos del alcanze del portero para poner el 2-1.
El ritmo seguía muy alto. Van Nistelrooy y Baptista pudieron sentenciar para el Madrid y Rossi y Nihan siempre llevaban peligro al área de Casillas. Pero tuvo que ser Capdevila (no sé qué le ha hecho el Madrid a Capdevila, pero siempre le marca) tras un córner el que niveló el marcador otra vez.
La alegría fue mínima para el Villarreal, porque un minuto después, el recién incorporado Sneijder culminó un gran pase de Gago poniendo el 3-2 definitivo. El argentino hizo su partido más completo desde que es jugador del Real Madrid.
En definitiva, homenaje al fútbol en el Bernabéu que se llevó, como dice Rijkaard, el mejor. Esta Liga parece que tiene color blanco, esperemos que así sea.

FICHA TÉCNICA
3; Real Madrid: Iker Casillas; Míchel Salgado (Drenthe, min.80), Sergio Ramos, Cannavaro, Miguel Torres; Gago, Guti, Baptista (Sneijder, m.73); Robinho (Higuaín, m.88), Raúl y Van Nistelrooy.
2; Villarreal: Diego López; Javi Venta, Cygan, Godin, Capdevila; Senna, Bruno (Josico, m.58), Cazorla; Cani (Angel, m.58) Nihat (Tomasson, m.74) y Rossi.

Goles:

1-0 (m.9): Robinho, tras un pase magistral de Guti.
1-1 (m.16): Rossi, de un zurdazo desde la frontal.
2-1 (m.56): Robinho ejecuta un contragolpe, tras los intentos de Raúl y Guti.
2-2 (m.75): Capdevila, remata una peinada después de un córner.
3-2 (m.76): Sneijder tras pase de Gago.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Colegio catalán). Mostró tarjetas amarillas al madridista Gago y a los visitantes Godin y Senna.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Primera División del fútbol español disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 80.000 espectadores.

Pesadilla en Nueva Condomina

Real Murcia 2 – 3 Levante


El Levante superó a un conformisma Murcia con un gol de Pedro León · La grada pide el cese de Alcaraz por vez primera

Como si de un libro de Stephen King se tratase, el Murcia vivió su propia pesadilla en la visita del Levante a su feudo. Los granotas, que sólo habían sido capaces de anotar dos goles a domicilio en toda la temporada, consiguió tres tantos que le dieron los tres puntos, los cuales se daban por ganados en Murcia antes del pitido inicial.
Al igual que en las historias de miedo, el partido comenzó bien para el conjunto local. Enfrente se encontraba el colista, con 9 puntos a su favor, que ve como está prácticamente condenado a volver a Segunda. Alcaraz, técnico grana, decidió salir al ataque y asfixiar al Levante con Abel, Rosinei y Regueiro, además de los delanteros Iván Alonso y Baiano. Además, los visitantes dejaban en el banco a sus referencias ofensivas: Riga, que se habla que podría abandonar la entidad en las próximas horas, y el muleño Pedro León, que volvía a casa después de su espantada. El balón, como era de esperar, era murcianista. En los primeros minutos se sucedieron aproximamientos peligrosos del Murcia, la mayoría a balón parado. Entre todas las ocasiones, la más clara fue el remate de Regueiro al palo tras un saque de falta. Se mascaba el gol, pero éste se resistía.
Al descanso se llegó con una sensación de superioridad del Murcia, pero sin tener la suficiente profundidad ni contundencia para matar a su rival. Alcaraz tuvo que darse cuenta, porque sus pupilos salieron espoleados tras la reanudación, anotando el 1-0 cuando sólo habían transcurrido 47 segundos. El gol fue del ayer capitán, Iván Alonso, tras un pase de la muerte de Baiano, que entró en el área granota como Pedro por su casa.
Desde ese momento el Murcia infravaloró a su rival y se vio demasiado pronto con los tres puntos en su casillero. Tanto fue así, que Lucas Alcaraz decidió dar descanso a sus delanteros titulares para dar entrada a Goitom e Íñigo, pero el rendimiento con ellos en punta bajó notablemente. Esto produjo la reacción visitante, que dio entrada a Riga y a Pedro León, que le dieron mucha llegada. Pero fue un defensa, Álvaro, el que equilibró el marcador al rematar a gol un córner. La reacción grana no llegaba y el Levante seguía intentando atacar, lo que tampoco conseguía mucho.
Y en este momento fue cuando el árbitro quiso ser protagonista de la noche inventándose un penalti de Mejía a Courtois y la consiguiente expulsión del defensa. Riga no desaprovechó la oportunidad y puso a su equipo por delante. La pesadilla era muy dura para la parroquia grana, que pidió con un grito casi unánime (me excluyo) la destitución de Alcaraz. Este quiso darle un poco de mordiente arriba metiendo a Dani Aquino, pero el chaval es muy joven como para llevar el peso del ataque del equipo en esa situación. El chaval lo intentó, pero sin suerte. Bueno, el Murcia sí tuvo suerte, la que le cayó de las manos del portero Kujovic, que no supo atajar un córner de Abel y el balón entró en su portería. Era el minuto 89, la alegría por el empate (que hubiera sido decepción en otras circunstancias) era bestial. La afición volvía a apoyar al equipo.

Pero a todo esto faltaba la cima de la pesadilla, el colmo de un murcianista: que Pedro León te marque el gol de la victoria del Levante en el 91. Como no podía ser de otra forma, la parroquia grana la tomó con el muleño, que fue silbado. Pero su sincera disculpa alzando las manos al cielo tornaron los pitos en palmas (no por mi parte, no le perdono lo que hizo).
En fin, al meno salimos de los puestos de descenso, en los que cae el Recreativo de Huelva, por la diferencia de goles. Pero lo que nos viene encima: Atlético de Madrid y Villarreal, casi nada. A ponerse las pilas y a superar esto, que sólo es un partido.

FICHA TÉCNICA
2;Real Murcia: Notario, De Coz, Mejía, Arzo, Peña, Pablo García, Abel, Regueiro (Aquino, 76’), Rosinei, Iván Alonso (Goitom, 69’) y Baiano (Iñigo, 63’).
3;Levante: Kujovic, Descarga, Álvaro, Serrano, Castedo, Miguel Ángel, Berson (Javi Fuego, 61’), Juanma, Courtois, Sául (Riga, 57’) e Iborra (Pedro León, 69’).

Goles:
1-0 (46′): I. Alonso, a placer.
1-1 (72′): Álvaro de cabeza.
1-2 (81′): Riga, de penalti.
2-2 (89′): Kujovic, en propia puerta.
2-3 (92′): Pedro León, de gran tiro.

Árbitro: Rubinos Pérez, madrileño. Expulsó a Mejía (73 y 80′). Amonestó a Serrano (23′) y Descarga (76′). También expulsó a un asistente de Biassi.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Primera División del fútbol español disputado en el estadio Nueva Condomina ante unos 22.750 spectadores.

26 enero 2008

La clase vuelve a Riazor


Todo aquel que me conozca sabrá perfectamente mi admiración por Juan Carlos Valerón. Uno de los jugadores españoles con más clase y calidad de los últimos años vuelve a una convocatoria con el Deportivo un año después de su última aparición en una lista. El jugador de Arguineguín podría disputar sus primeros minutos de la temporada contra el Valladolid.
Valerón es la clase, el estilo, la visión de juego, el regate, el gol y lo más parecido que ha dado España a Zinedine Zidane. Se formó, como no, en las categorías inferiores de la Unión Deportiva Las Palmas, club con el que debutó en Segunda en 1995. Dos años después, el Mallorca, recién ascendido a Primera División, ficha a Valerón, que jugó su primer partido en la máxima categoría contra el Valencia. Su magnífica temporada en el equipo balear no pasa desapercibida para el Atlético, que no duda en ficharlo. Valerón le quitó el sitio en el Calderón a Juninho, el que era el fichaje estrella del Atleti. Pero Valerón llegó en la peor época de la Historia atlética, que supuso el descenso a Segunda en el 2000. Un jugador de la calidad de Valerón no podía permitirse el lujo de volver a Segunda, por lo que decidió irse al reciente campeón de Liga, el Deportivo de la Coruña. En el conjunto gallego Valerón vivió sus mejores años de futbolista, formando asociaciones perfectas con Víctor, Fran, Tristán y Makaay en la delantera deportivista. El éxito se vio reflejado en la conquista de la Copa del Rey en 2002 ante el Real Madrid en el famoso “Centenariazo” (qué dolor, por cierto). Además, Europa se rindió ante el Eurodepor. Todos recordaremos en nuestra memoria aquel 4-0 al Milán que sirvió al Depor para clasificarse para las semifinales de la Champions, remontando el 4-1 de la ida.
Pero no todo han sido alegrías en el Deportivo. En febrero de 2006, Valerón se rompe el ligamento cruzado anterior de la rodilla. Seis meses después, vuelve a recaer. A principios de 2007, cuando parecía superada la terrible lesión, Valerón recae de nuevo. Un auténtico calvario de casi dos años que nos han impedido disfrutar del jugador español con más clase de los últimos 20 años. Este via crucis puede verse acabado mañana si el jugador canario puede jugar unos minutos contra el Valladolid en Riazor. El fútbol ha ganado la guerra a las lesiones, Valerón sale victorioso.

21 enero 2008

El Mejor Club de la Historia

No puedo evitar escribir mi primera entrada sobre el Real Madrid. Ese equipo creado hace 106 años que se ha convertido por méritos propios en el mejor equipo de la Historia futbolística. 30 Ligas españolas (casi 31, con la de este año), 17 Copas del Rey, 9 Copas de Europa, 3 Copas Intercontinentales, 2 Copas de la UEFA, 7 Supercopas de España, 1 Supercopa de Europa, 2 Copas Latinas… y demás títulos que llenan la mayor sala de trofeos del mundo. Por el césped del Santiago Bernabéu han pasado futbolistas como Don Alfredo Di Stéfano, Paco Gento, Ferenc Puskas, Amancio Amaro, Juanito, Santillana, Stielike, Miguel Ángel, Butragueño, Míchel, Hugo Sánchez, Buyo, Raúl, Zidane, Roberto Carlos y muchos otros que han permitido conseguir lo conseguido.

Podría pasarme horas y horas hablando del Real Madrid, pero creo que lo mejor es que lo vean ustedes mismos. Aquí va sólo un pequeñísimo ejemplo de lo grande que es este mítico club.

Música: U2 (“The Electric Co.” del álbum Boy y “The Fly”, del álbum Achtung Baby)

11 enero 2008

¿Y por qué no?


Este sábado el Real Murcia regresa al Camp Nou cuatro años después de su última visita. La visita de un recién ascendido a campos como el azulgrana o el Bernabéu suele tomarse como un paseo para el equipo local, que goleará a su débil rival. Y lo normal es que así sea. Ya lo han demostrado los dos grandes contra el Almería en sus respectivos estadios. Pero la realidad dice que no hay año en el que un novato no le dé un buen susto a un grande. No en vano, el Recreativo y el Levante fueron capaces de vencer el año pasado al campeón en su estadio. El ejemplo de estos equipos es el que deben seguir conjuntos como el Murcia, que casi nunca ha sido peor que su adversario sobre el campo, pero que no ha conseguido batirlos, como fue el caso del Madrid o el Villarreal.
El Murcia se enfrenta al Camp Nou sin nada que perder y mucho que ganar. Los que están con mal ambiente son los de la Ciudad Condal, que ya parecen no contar con Ronaldinho y Deco, que llevan arrastrando unas “lesiones” desde hace ya varios días y que les han privado de jugar varios partidos, incluido el de mañana. Los granas llegan 9º en la clasificación a cuatro puntos del descenso y con 7 de los últimos 9 puntos en el bolsillo. Si el Real Murcia sale sin complejos al campo y planta cara al Barcelona, puede que consiga sacar partido. Con esto no digo que el Murcia se deba poner a bailar a los de Rijkaard, eso es muy difícil. Si consiguen como contra los blancos, que no les creen ocasiones y lograr algún gol, el camino hacia los puntos se habrá hecho más corto y limpio. Alcaraz y los suyos deben hacerse la pregunta: “¿Y por qué no?”. ¿Por qué no vamos a conseguir los tres puntos del Camp Nou?” Es una tarea harto complicada, pero no perdemos nada y ganaríamos lo que no está escrito. Vamos Real Murcia, Vamos Campeón.

La Copa, esa competición que solo le importa al campeón


En estos días de entre semana de enero se está aprovechando para disputar los octavos de final de la Copa del Rey. A esta ronda se ha llegado después de unos dieciseisavos que han pasado casi desapercibidos para la mayoría de los seguidores. Disponer la ida de las eliminatorias mientras los jugadores internacionales de los equipos estaban concentrados con sus respectivas selecciones parece una idiotez. En ese día solo se disputaron unos cuantos partidos, a los cuales se les dio mucha menos importancia que a los encuentros internacionales, como es lógico. Y digo que es lógico porque ver a los suplentes del Zaragoza contra el Pontevedra, o a un patético Valencia pasarlo muy mal contra el Real Unión de Irún, pues es menos interesante que cualquier partido de selecciones. Es cierto que en el fútbol actual los jugadores deben aguantar una sobrecarga de partidos que puede llegar a afectar seriamente su rendimiento y condición física, por lo que los entrenadores se ven obligados a darle minutos a los menos habituales en estas rondas de la Copa, para que los titulares puedan reponer fuerzas para el siguiente compromiso liguero.
Curiosamente este año es en el que han llegado más equipos de los teóricamente importantes a esta eliminatoria, pero casi todos aprovechan para poner a suplentes, como he comentado. No ha sido el caso del Sevilla – Barcelona, dos rivales de entidad en la Liga que tenían que poner todo lo que tenían sobre el césped si no querían verse superados por su rival. El resultado, un partido típico de Copa, con muchas ocasiones, con mucha intensidad, con mucho ritmo y que como suele pasar, no tuvo muchos goles, 1-1, uno de ellos, el de Henry, de maravillosa ejecución, merece la pena verlo.
El Atlético de Madrid aparentemente quiere lograr este año su décima Copa del Rey, pero sus suplentes no han dado la talla contra el Valladolid y sólo han sacado un empate sin goles en el Calderón. Peor aún ha sido la actuación de los jugadores del Real Madrid en su visita al Ono Estadi de Mallorca. Disponiendo un equipo en el que no habían muchos suplentes (Dudek, Salgado, Higuaín y poco más), ha salido derrotado claramente por un Mallorca que, sin hacer mucho, ha creado varias ocasiones para que la eliminatoria estuviera casi sentenciada. A eso se unía la poca pólvora que tenían los merengues arriba, con Raúl y Robinho desaparecidos, Guti y Sneijder que no se enteraban de la película y sólo Higuaín intentaba hacer algo, además de que marcó el gol del empate momentáneo con una fenomenal volea.
El Valencia, por su parte, ha optado por resarcirse en la Copa de los malos resultados de la Liga, a costa de un Betis que ha tirado el torneo a las primeras de cambio. Con un Joaquín estelar como delantero centro, el equipo ché deja prácticamente sentenciado su parse a cuartos (1-2). El que también ha dejado el trabajo hecho es el Getafe, que le metió un 3-0 inapelable al Levante, que no levanta cabeza. Bilbao y Español han dejado todo para la vuelta, aunque el empate a un gol da ventaja a los periquitos. La anécdota de este partido fue la intención del entrenador de los leones, Joaquín Caparrós, de estrechar el campo, algo que Ernesto Valverde, entrenador del Español y el árbitro no permitieron. El Zaragoza también empató en casa contra el Racing a un gol, pero fue superior a su rival y solo vió como le empataban cuando el colegiado señaló un inexistente penalti de Sergio Fernández que transformó Garay. El defensa maño fue, además, expulsado en esa acción.
En fin, hasta aquí la ida de los octavos de final de la Copa del Rey 2008. Una competición que cada año pierde más adeptos y que su formato es cada vez menos atractivo. Es esa competición que solo importa al campeón, el resto se conforman diciendo: “Bah, es un torneo menor”. Pues si jugar la Supercopa y clasificarse directamente a la UEFA es un mal premio, no sé que quieren tener.

PS: Como seguidor madridista, no he visto nunca ganar al Real Madrid una Copa del Rey. La última vez que alzaron el torneo del KO, un servidor correteaba por su casa con 4 años de edad. Así que es una competición que me hace mucha ilusión que gane mi equipo, espero que remontemos al Mallorca y ganemos la Copa

Older Posts »

Blog de WordPress.com.