Medio Centro

7 febrero 2008

España aburre pero gana ante Francia

Capdevila volvió a marcar de rechace · Torres y Ángel, lesionados · Bojan no pudo debutar por una indisposición

España 1 – 0 Francia


La selección española estrenó con victoria su dorada equipación ante la subcampeona del mundo, Francia. Al final del partido sabíamos que había ganado España, pero al principio era imposible saber cuál era cual, ya que la selección gala vestía como suele vestir la española (camiseta roja, pantalón y medias azules), mientras que los de Aragonés lucían esa camiseta dorada, con pantalones y medias azules.
Al inicio del encuentro, los jugadores parecían también confundidos, ya que el juego era lento y con muchas imprecisiones por parte de ambos conjuntos. Luis, que se encontraba en el filo de la navaja, no pudo hacer debutar a Bojan Krkic, que se sintió indispuesto y mareado poco antes de comenzar el encuentro. Con esta baja, el “sabio” apostó por Casillas en la puerta; Sergio Ramos y Capdevilla en los laterales, con los valencianistas Albiol y Marchena en el centro de la zaga; por delante de ellos estaba el defenestrado Albelda, acompañado por Cesc Fábregas y Xavi en la creación, Riera en la izquierda e Iniesta tendido hacia la derecha, dejando sólo a Fernando Torres en punta. El delantero del Liverpool, que estuvo a punto de quedarse a los seis segundos en un mano a mano con Coupet de no evitarlo en última instancia Gallas, volvía a la selección para refrendar su gran papel en el equipo inglés, pero un pinchazo en la parte posterior del muslo hizo que Güiza le sustituyese cuando sólo habían transcurrido unos 20 minutos de partido.
Hasta entonces, Francia se había hecho con el balón, pero sin ningún tipo de profundidad, a pesar de que Anelka tenía mucha movilidad, eso sí, Henry estaba fuera del partido. La oportunidad más clara de la primera parte fue una falta botada por Xavi que topó con el exterior de la red. El barcelonista estuvo muy bien tapado toda la primera parte por los tres medios franceses, Vieira, Lassana Diarrà y Toulalam.
Tras el descanso, Luis Aragonés decidió sacar a Pablo, Ángel y Villa en los puestos de Marchena, Sergio Ramos y Riera. Por parte de Francia, fue Thuram el que no saltó al campo, en su lugar lo hizo el sevillista Escudé.
España salió en la reanudación para intentarlo, moviendo bien el balón en un par de jugadas, pero sin llegar a crear peligro. A los diez minutos, otra falta lanzada por Villa se estrelló contra la base del poste del arco de Coupet, en lo que era la oportunidad más clara del partido. El seleccionador francés reaccionó y puso en el campo al joven Benzema, pichichi de Francia, en el puesto de Anelka. Pronto demostró su calidad el chaval, con un buen recorte en el borde del área y un disparo que atrapó el hasta el momento inédito Casillas. Tras esto, el partido volvió a ser lento y sin espacios, con pocos acercamientos a las áreas.

Tardó en llegar, pero hubo emoción
En vez de buscar el buen fútbol, los jugadores se pusieron broncos, destacando un enfrentamiento del villarrealense Ángel con el extremo del Chelsea, Malouda, que se saldó con tarjeta para el defensa español. En medio de este desconcierto, Iniesta sacó milagrosamente bajo palos un remate de córner de Escudé. El partido se hacía cada vez más cuesta arriba para España, sumándole la lesión de Ángel, que tuvo que dejar su sitio a Juanito. Pero ante esta adversidad el equipo se creció y con rabia llegó el gol. Córner que bota Xavi en corto a Iniesta, que recorta y chuta, pero el balón es sacado por un defensa, con la suerte de que el rechace llega a Capdevila, que sólo tiene que empujarla. A partir de este momento, el partido cobró emoción, con una Francia volcada y creando mucho peligro en el área de Iker, y España, intentando culminar algún contragolpe. Hasta el momento, no habíamos visto el paradón nuestro de cada día al que nos tiene acostumbrados Casillas, pero llegó en el momento justo, sacando milagrosamente un gol cantado de Henry en el 91. Al final, victoria aburrida para España, pero no por ello es más favorita que los galos en la Euro, no se les olvide.

28 enero 2008

El Madrid continúa su paseo triunfal por la Liga a costa del Villarreal

Real Madrid 3 – 2 Villarreal


Robinho con dos goles y Guti lideraron a los blancos · Rossi impidió el récord de imbatibilidad de Casillas

Después de que el Barcelona se dejara dos puntos en San Mamés, el Real Madrid tenía la oportunidad de casi sentenciar definitivamente la Liga poniéndose a 9 puntos de los azulgrana. Pero enfrente tenía al Villarreal, dolido por el 0-5 de la ida y con la intención de asegurarse los puestos de Champions, ya que el Español había perdido contra el Betis.
El partido se presentó como un claro homenaje al buen fútbol, con dos de los que mejor juegan de España. Y no defraudó. Los dos conjuntos salieron a morder desde el primer minuto, dejando a un lado los miedos y en busca de un gol. El Madrid, ejerciendo su rol de local, y con Gago como líder del centrocampo, tuvo más ocasiones que su rival amarillo, como un tiro de Van Nistelrooy que detuvo sin problemas Diego López, que volvía a la que fue su casa.
Hasta ese momento, Guti no había dado muestras de su calidad, así que decidió coger el libro y empezar a dar lecciones de fútbol. La primera fue un precioso pase en profundidad a Robinho, que de primeras, batió al arquero villarrealense. La jugada fue sensacional. Visión, concisión y precisión, los ingredientes fundamentales de un gran gol. Robinho, para agradecerle una de tantas asistencias, le limpió la bota al segundo capitán blanco.
El Madrid había hecho lo más difícil, adelantarse. Lo lógico en estos casos es que un gol así baje la moral del equipo visitante, pero eso espoleó al Villarreal, que fue rápidamente a buscar la igualada. Y la consiguió. Casillas vió como un zurdazo de Rossi desde el borde del área ponía fin a su racha de imbatibilidad. El italiano, explosivo como pocos, aprovechó una buena jugada personal para poner las tablas. El partido estaba siendo espectacular. Guti, Gago y Baptista hacían jugar al Madrid; y Bruno, Senna y Cazorla hacían lo propio con el Villarreal. Se generaron numerosas oportunidades para ambos conjuntos, pero las férreas defensas impidieron que se marcaran más goles en la primera parte.
Un empate no hubiera sido mal resultado para el Madrid, que mantendría la distancia con el Barça, pero quería ganar la Liga ya. Poco después del arranque de la segunda parte, Ramos, que jugaba de central, salió al contragolpe. Le dio el balón a Raúl, que con la derecha falló. Ramos no llegó al rebote y Guti también se encontró con el arquero. Tuvo que llegar Robinho para poner el esférico lejos del alcanze del portero para poner el 2-1.
El ritmo seguía muy alto. Van Nistelrooy y Baptista pudieron sentenciar para el Madrid y Rossi y Nihan siempre llevaban peligro al área de Casillas. Pero tuvo que ser Capdevila (no sé qué le ha hecho el Madrid a Capdevila, pero siempre le marca) tras un córner el que niveló el marcador otra vez.
La alegría fue mínima para el Villarreal, porque un minuto después, el recién incorporado Sneijder culminó un gran pase de Gago poniendo el 3-2 definitivo. El argentino hizo su partido más completo desde que es jugador del Real Madrid.
En definitiva, homenaje al fútbol en el Bernabéu que se llevó, como dice Rijkaard, el mejor. Esta Liga parece que tiene color blanco, esperemos que así sea.

FICHA TÉCNICA
3; Real Madrid: Iker Casillas; Míchel Salgado (Drenthe, min.80), Sergio Ramos, Cannavaro, Miguel Torres; Gago, Guti, Baptista (Sneijder, m.73); Robinho (Higuaín, m.88), Raúl y Van Nistelrooy.
2; Villarreal: Diego López; Javi Venta, Cygan, Godin, Capdevila; Senna, Bruno (Josico, m.58), Cazorla; Cani (Angel, m.58) Nihat (Tomasson, m.74) y Rossi.

Goles:

1-0 (m.9): Robinho, tras un pase magistral de Guti.
1-1 (m.16): Rossi, de un zurdazo desde la frontal.
2-1 (m.56): Robinho ejecuta un contragolpe, tras los intentos de Raúl y Guti.
2-2 (m.75): Capdevila, remata una peinada después de un córner.
3-2 (m.76): Sneijder tras pase de Gago.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Colegio catalán). Mostró tarjetas amarillas al madridista Gago y a los visitantes Godin y Senna.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Primera División del fútbol español disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 80.000 espectadores.

Blog de WordPress.com.