Medio Centro

28 enero 2008

Pesadilla en Nueva Condomina

Real Murcia 2 – 3 Levante


El Levante superó a un conformisma Murcia con un gol de Pedro León · La grada pide el cese de Alcaraz por vez primera

Como si de un libro de Stephen King se tratase, el Murcia vivió su propia pesadilla en la visita del Levante a su feudo. Los granotas, que sólo habían sido capaces de anotar dos goles a domicilio en toda la temporada, consiguió tres tantos que le dieron los tres puntos, los cuales se daban por ganados en Murcia antes del pitido inicial.
Al igual que en las historias de miedo, el partido comenzó bien para el conjunto local. Enfrente se encontraba el colista, con 9 puntos a su favor, que ve como está prácticamente condenado a volver a Segunda. Alcaraz, técnico grana, decidió salir al ataque y asfixiar al Levante con Abel, Rosinei y Regueiro, además de los delanteros Iván Alonso y Baiano. Además, los visitantes dejaban en el banco a sus referencias ofensivas: Riga, que se habla que podría abandonar la entidad en las próximas horas, y el muleño Pedro León, que volvía a casa después de su espantada. El balón, como era de esperar, era murcianista. En los primeros minutos se sucedieron aproximamientos peligrosos del Murcia, la mayoría a balón parado. Entre todas las ocasiones, la más clara fue el remate de Regueiro al palo tras un saque de falta. Se mascaba el gol, pero éste se resistía.
Al descanso se llegó con una sensación de superioridad del Murcia, pero sin tener la suficiente profundidad ni contundencia para matar a su rival. Alcaraz tuvo que darse cuenta, porque sus pupilos salieron espoleados tras la reanudación, anotando el 1-0 cuando sólo habían transcurrido 47 segundos. El gol fue del ayer capitán, Iván Alonso, tras un pase de la muerte de Baiano, que entró en el área granota como Pedro por su casa.
Desde ese momento el Murcia infravaloró a su rival y se vio demasiado pronto con los tres puntos en su casillero. Tanto fue así, que Lucas Alcaraz decidió dar descanso a sus delanteros titulares para dar entrada a Goitom e Íñigo, pero el rendimiento con ellos en punta bajó notablemente. Esto produjo la reacción visitante, que dio entrada a Riga y a Pedro León, que le dieron mucha llegada. Pero fue un defensa, Álvaro, el que equilibró el marcador al rematar a gol un córner. La reacción grana no llegaba y el Levante seguía intentando atacar, lo que tampoco conseguía mucho.
Y en este momento fue cuando el árbitro quiso ser protagonista de la noche inventándose un penalti de Mejía a Courtois y la consiguiente expulsión del defensa. Riga no desaprovechó la oportunidad y puso a su equipo por delante. La pesadilla era muy dura para la parroquia grana, que pidió con un grito casi unánime (me excluyo) la destitución de Alcaraz. Este quiso darle un poco de mordiente arriba metiendo a Dani Aquino, pero el chaval es muy joven como para llevar el peso del ataque del equipo en esa situación. El chaval lo intentó, pero sin suerte. Bueno, el Murcia sí tuvo suerte, la que le cayó de las manos del portero Kujovic, que no supo atajar un córner de Abel y el balón entró en su portería. Era el minuto 89, la alegría por el empate (que hubiera sido decepción en otras circunstancias) era bestial. La afición volvía a apoyar al equipo.

Pero a todo esto faltaba la cima de la pesadilla, el colmo de un murcianista: que Pedro León te marque el gol de la victoria del Levante en el 91. Como no podía ser de otra forma, la parroquia grana la tomó con el muleño, que fue silbado. Pero su sincera disculpa alzando las manos al cielo tornaron los pitos en palmas (no por mi parte, no le perdono lo que hizo).
En fin, al meno salimos de los puestos de descenso, en los que cae el Recreativo de Huelva, por la diferencia de goles. Pero lo que nos viene encima: Atlético de Madrid y Villarreal, casi nada. A ponerse las pilas y a superar esto, que sólo es un partido.

FICHA TÉCNICA
2;Real Murcia: Notario, De Coz, Mejía, Arzo, Peña, Pablo García, Abel, Regueiro (Aquino, 76’), Rosinei, Iván Alonso (Goitom, 69’) y Baiano (Iñigo, 63’).
3;Levante: Kujovic, Descarga, Álvaro, Serrano, Castedo, Miguel Ángel, Berson (Javi Fuego, 61’), Juanma, Courtois, Sául (Riga, 57’) e Iborra (Pedro León, 69’).

Goles:
1-0 (46′): I. Alonso, a placer.
1-1 (72′): Álvaro de cabeza.
1-2 (81′): Riga, de penalti.
2-2 (89′): Kujovic, en propia puerta.
2-3 (92′): Pedro León, de gran tiro.

Árbitro: Rubinos Pérez, madrileño. Expulsó a Mejía (73 y 80′). Amonestó a Serrano (23′) y Descarga (76′). También expulsó a un asistente de Biassi.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Primera División del fútbol español disputado en el estadio Nueva Condomina ante unos 22.750 spectadores.

11 enero 2008

La Copa, esa competición que solo le importa al campeón


En estos días de entre semana de enero se está aprovechando para disputar los octavos de final de la Copa del Rey. A esta ronda se ha llegado después de unos dieciseisavos que han pasado casi desapercibidos para la mayoría de los seguidores. Disponer la ida de las eliminatorias mientras los jugadores internacionales de los equipos estaban concentrados con sus respectivas selecciones parece una idiotez. En ese día solo se disputaron unos cuantos partidos, a los cuales se les dio mucha menos importancia que a los encuentros internacionales, como es lógico. Y digo que es lógico porque ver a los suplentes del Zaragoza contra el Pontevedra, o a un patético Valencia pasarlo muy mal contra el Real Unión de Irún, pues es menos interesante que cualquier partido de selecciones. Es cierto que en el fútbol actual los jugadores deben aguantar una sobrecarga de partidos que puede llegar a afectar seriamente su rendimiento y condición física, por lo que los entrenadores se ven obligados a darle minutos a los menos habituales en estas rondas de la Copa, para que los titulares puedan reponer fuerzas para el siguiente compromiso liguero.
Curiosamente este año es en el que han llegado más equipos de los teóricamente importantes a esta eliminatoria, pero casi todos aprovechan para poner a suplentes, como he comentado. No ha sido el caso del Sevilla – Barcelona, dos rivales de entidad en la Liga que tenían que poner todo lo que tenían sobre el césped si no querían verse superados por su rival. El resultado, un partido típico de Copa, con muchas ocasiones, con mucha intensidad, con mucho ritmo y que como suele pasar, no tuvo muchos goles, 1-1, uno de ellos, el de Henry, de maravillosa ejecución, merece la pena verlo.
El Atlético de Madrid aparentemente quiere lograr este año su décima Copa del Rey, pero sus suplentes no han dado la talla contra el Valladolid y sólo han sacado un empate sin goles en el Calderón. Peor aún ha sido la actuación de los jugadores del Real Madrid en su visita al Ono Estadi de Mallorca. Disponiendo un equipo en el que no habían muchos suplentes (Dudek, Salgado, Higuaín y poco más), ha salido derrotado claramente por un Mallorca que, sin hacer mucho, ha creado varias ocasiones para que la eliminatoria estuviera casi sentenciada. A eso se unía la poca pólvora que tenían los merengues arriba, con Raúl y Robinho desaparecidos, Guti y Sneijder que no se enteraban de la película y sólo Higuaín intentaba hacer algo, además de que marcó el gol del empate momentáneo con una fenomenal volea.
El Valencia, por su parte, ha optado por resarcirse en la Copa de los malos resultados de la Liga, a costa de un Betis que ha tirado el torneo a las primeras de cambio. Con un Joaquín estelar como delantero centro, el equipo ché deja prácticamente sentenciado su parse a cuartos (1-2). El que también ha dejado el trabajo hecho es el Getafe, que le metió un 3-0 inapelable al Levante, que no levanta cabeza. Bilbao y Español han dejado todo para la vuelta, aunque el empate a un gol da ventaja a los periquitos. La anécdota de este partido fue la intención del entrenador de los leones, Joaquín Caparrós, de estrechar el campo, algo que Ernesto Valverde, entrenador del Español y el árbitro no permitieron. El Zaragoza también empató en casa contra el Racing a un gol, pero fue superior a su rival y solo vió como le empataban cuando el colegiado señaló un inexistente penalti de Sergio Fernández que transformó Garay. El defensa maño fue, además, expulsado en esa acción.
En fin, hasta aquí la ida de los octavos de final de la Copa del Rey 2008. Una competición que cada año pierde más adeptos y que su formato es cada vez menos atractivo. Es esa competición que solo importa al campeón, el resto se conforman diciendo: “Bah, es un torneo menor”. Pues si jugar la Supercopa y clasificarse directamente a la UEFA es un mal premio, no sé que quieren tener.

PS: Como seguidor madridista, no he visto nunca ganar al Real Madrid una Copa del Rey. La última vez que alzaron el torneo del KO, un servidor correteaba por su casa con 4 años de edad. Así que es una competición que me hace mucha ilusión que gane mi equipo, espero que remontemos al Mallorca y ganemos la Copa

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.