Medio Centro

4 febrero 2008

Vergüenza en el As

Hoy publicaba mi compañero de clase y amigo, Alberto Espinosa López, en su blog un artículo sobre una vergonzosa crítica del partido Atlético – Real Murcia, publicada en la versión digital del diario As. Aquí lo tienen:

“Leo, entre indignado y avergonzado, una sonrojante crónica del Atlético de Madrid-Real Murcia escrita por don Iñako Díaz-Guerra en el diario As. ¿Es necesario desviar la atención hacia la lesión fortuita del “Kun”? ¿No es lo verdaderamente preocupante y criticable la falta de ambición del Atlético de Madrid, que no es capaz de ganar a un recién ascendido metido atrás durante todo el partido? Para este periodista, la respuesta esta clara: no. Es mucho mejor y mucho más interesante engañar al aficionado rojiblanco, quemándole con falsas afirmaciones sobre penaltys y agresiones. Y mucho más divertido hacer continuas alusiones al apellido del lateral derecho del Murcia, comparándole con un animal con pezuñas en vez de pies.

“El lateral derecho del Murcia aseguró que su pisotón fue totalmente involuntario, pero este tipo de matoncillo no cuenta con el ojo que todo lo ve de Canal +. Las imágenes del Plus muestran que De Coz va buscando a Agüero”, dice don Iñako. Le recuerdo que el “Kun” es un delantero, y como tal, tiene que estar continuamente marcado por un defensa. En este caso estaba volcado a la izquierda, y le tocaba a De Coz seguirle. Pero no, el hecho de que fuera detrás de él le hace culpable de intento de homicidio. ¿Usted ve a David alargar la pierna más que para dar un paso? Yo, sinceramente, no. Es más, tampoco aprecio que el jugador grana siquiera le esté mirando. Y lo de “matoncillo” sobra. ¿O ha visto usted al lateral del Murcia romper piernas, partir caras y dar puñetazos en túneles de vestuarios para afirmarlo?. Pero no sólo le tilda de “matoncillo”.“Mediocre” y “secundario del fútbol” son otros de los agradables calificativos que le dedica.

Es mucho más facil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio, dicen. “Es más grave un engaño (gol con la mano al Recreativo de Huelva) que mil patadas”. Sí, tiene usted razón, como las mil patadas que dedicó su equipo a Guti la temporada pasada, con Javier Aguirre en el banquillo. O las que va dedicando Motta a lo largo y ancho de la geografía española. Pero eso no cuenta. Para muestra un botón, algo de lo que el autor de la crónica pasa de puntillas, porque obviamente, no le interesa (disculpas por la calidad de la foto, es una imagen escaneada del propio As para ilustrar el post):

Agresión a Iván Alonso


Tampoco cuenta que Leo Franco agrediese a De Coz, un lamentable hecho mucho más grave e incluso susceptible de pasar a la vía legal que un lance del juego en el que su querido “Kun” Agüero resultó lesionado. Me indigna y me avergüenza a la vez, que el pisotón de De Coz sea lo más destacado para este pseudocronista, por encima de ese tumulto sonrojante nacido en los puños de Leo Franco que eleva a la categoría de patética la señoría y el saber estar, siempre luchador, de los buenos atléticos.

Y puestos a ponernos “tiquismiquis”, la estratagema del “Kun” haciendo un bloqueo al más puro estilo NBA a César Arzo en el gol de Luis García tampoco es falta. No, eso nunca. Agüero, por ser un virtuoso del balón, tiene carta blanca para hacer lo que quiera sin que eso le repercuta negativamente.

Aun a riesgo de llevar la contraria a otros grandes del periodismo televisivo español, como Josep Pedrerol y sus “muñequitos” de Club de Fútbol, afirmo sin vacilar que no existe penaly de Notario a Agüero. ¿O sí, don Iñako? “[…] un minuto antes Agüero se adelantó a Notario y éste le arrolló en su salida. No satisfecho con que no pitaran nada, el portero se encaró con Agüero como si el delantero le debiera dinero”. Aunque la recreación virtual, siempre dudosa, del programa nocturno de la noche del domingo, Club de Fútbol, muestre que Notario derriba a Agüero, si se observa atentamente la repetición de la jugada tal y como debe ser, sin muñeco alguno, se ve cómo el argentino se va tirando desde antes de que el portero le toque, que es justo después de desviar el balón, algo que debió significarle una justa amonestación. Pero eso, en la mente atlética de un periodista objetivo, es penalty y expulsión.

Pero es que además este gran periodista que no se quita la camiseta rojiblanca antes de escribir no parece ver el mismo fútbol que el resto. Afirma contundente que “el Murcia, cuando robaba el balón, salía rápido y bien”. Si eso significa improvisar las contras, tirar pelotazos y hacer los contragolpes más lentos de toda la Primera División, sí, tiene usted razón.

Lo más preocupante de todo es que se está desvirtuando la información, llenándola de connotaciones y matices negativos, tildando de violentos a los jugadores granas, en especial a De Coz, y culpando al árbitro de no señalar un penalty inexistente. Pero claro, seguro que así se venden más periódicos.

Desde la prensa de Murcia no puede permitirse este acoso y derribo contra el equipo y mucho menos contra los jugadores ahora que el descenso acecha silencioso en cualquier esquina. Puestos a ser chovinistas, nosotros más que nadie.”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.