Medio Centro

2 abril 2008

Cuadrado: “Quiero quedarme muchos años en el Murcia, pero yo no tengo la última palabra”

Muchos son los entrenadores que siempre buscan tener un jugador como Ibán Javier Cuadrado Alonso (Salamanca, 21 febrero 1979). Es uno de esos profesionales llamados “jugadores de club”: nunca da un problema, es el líder del vestuario, un aunténtico capataz en el campo y jamás va a poner problemas por jugar o no jugar. Su vida siempre ha estado ligada a dos equipos: Fútbol Club Barcelona y Real Murcia. Es uno de los pocos jugadores que ha pasado por todas las categorías del Barça, desde Benjamín hasta el primer equipo, con el que llegó a debutar. Pero sus ansias de jugar le llevaron a buscar otro equipo, un conjunto en el que demostrar su calidad. Ese fue el Real Murcia, en Segunda División. Pedro Pablo Braojos buscó un líder y lo encontró en Cuadrado. Todos los entrenadores desde entonces han contado con él como el alma de la plantilla: David Vidal, Joaquín Peiró, John Toshack, Manuel Preciado, Juan Casuco, Sergio Kresic y, más recientemente, Lucas Alcaraz y Javier Clemente. Eso sí, el técnico granadino contó con Cuadrado en Segunda, marginándolo en Primera, por razones no explicadas. Ahora vuelve a tener la confianza y la continuidad que nunca debió perder. El propio jugador desvela para Medio Centro su opinión sobre Javier Clemente, y su deseo de que su esfuerzo en el campo sea premiado con una oferta de renovación desde el palco.

Jesús Garrido: ¿Cómo fue tu infancia en Salamanca?
Ibán Cuadrado: La verdad es que de Salamanca tengo muy poquitos recuerdos. La mayoría de mi vida de joven he estado en Barcelona. A Salamanca sólo iba los veranos para estar con la familia, pero normalmente estaba en Barcelona.

JG: Y en esos años escolares, ¿cuáles eran las asignaturas que más te gustaban y las que menos?
IC: Con la que más problemas tenía era con el catalán, ni yo ni mis padres hemos sido catalano-parlantes, como dicen allí, por lo que el catalán era mi cruz. Las demás me gustaban mucho, Naturaleza, Sociales, Matemáticas y por supuesto la Educación Física, que era lo que más me gustaba. No fui mal estudiante.

JG: ¿Y travieso?
IC: No he sido una persona traviesa. Bueno, de pequeñito sí. Mis padres me decían que era muy malo. Pero también es cierto que he sido una persona que he madurado desde niño. Desde los 8 años ya me iba solo a entrenar en Barcelona. En mi vida he tenido que madurar siendo muy pequeño. En ese aspecto, gracias al deporte, gracias al Barça, he sabido no ser travieso y encauzar mi camino.

JG: ¿Cómo fue tu fichaje por el Barcelona?
IC: Fue mi padre. En Barcelona hicieron unas pruebas a niños para entrar en el benjamín del Barça. Mi padre decidió llevarme. Hicieron una selección y tuve la suerte de que me cogieran. Y pasito a pasito llegué a estar entrenando en el primer equipo e incluso a jugar. Me pasé 14 años en la cantera.

JG: Después de tanto tiempo en la Ciudad Condal, el cambio a Murcia imagino que sería muy duro.
IC: Yo busqué el cambio. La verdad es que me podría haber quedado, pero yo era defensa, era joven y lo que quería era jugar, coger experiencia, y aposté por estar en el Murcia un año cedido. Venía de un fútbol de toque, en el que jugábamos con tres defensas atrás, para pasar al fútbol de Segunda División, más agresivo y diferente. Al principio me acostó amoldarme, pero el por entonces entrenador del Murcia, Pedro Pablo Braojos, se amoldó muy bien a mí, me dio oportunidades. A raíz de ahí empecé a hacer mi carrera en el Murcia.

JG: De esa carrera, si tuvieras que escoger un momento, con cuál te quedarías.
IC: Mi mejor recuerdo, sin duda, es el ascenso en la vieja Condomina. Ese ascenso, con el campo lleno, el día del Levante, a mí no se me olvidará en la vida.

JG: Yo estuve en el campo y la verdad es que fue impresionante. Hablemos un poco de Cuadrado fuera del césped. ¿Cómo vive un jugador del Murcia?
IC: Soy una persona muy familiar. Me gusta mucho disfrutar de mi mujer y mis hijos. Los futbolistas tenemos la suerte de disfrutar de mucho tiempo libre y lo aprovecho al máximo para estar con ellos.

JG: Hace un tiempo leí en una entrevista tuya que decías que ésta podía ser tu última temporada de grana. ¿Cómo ves tu futuro?
IC: Acabo contrato el 30 de junio. Yo soy una persona luchadora y lo haré hasta el último día, pero yo no soy el que decide si me voy a quedar o no, eso lo hará el club. Voy a darlo todo por intentar seguir muchos años aquí, pero nunca se sabe. Ha habido muchos equipos que han estado y estarán interesados por mí, pero la última palabra siempre la tendrá el Real Murcia.

JG: Cómo valoras esta temporada. Es de suponer que ha sido un año duro para el capitán del Murcia, que el año pasado era titular indiscutible y en éste ha pasado a un segundo plano.
IC: Pues sí, ha sido dura. Pero en el fútbol hay que aprender de todo y es importante pasar esta experiencia. Aunque parezca que no, este año me ha dado mucho, como el hecho de estar en una situación por la que nunca había pasado. Había visto a muchos compañeros sufrir sin jugar, ni estar convocado y sin la confianza del entrenador. Trabajar para uno mismo, no salir de fiesta, cuidarte y fortalecerte muchísimo para no lesionarme aun sabiendo que no voy a jugar… esas cosas me han hecho un caparazón cada vez más fuerte. Yo creo que el fútbol al final te hace justicia. Si trabajas y eres humilde y estás físicamente bien puedes entrar en el momento que tengas una oportunidad y aprovecharla. Yo he tenido unas cuantas oportunidades y creo que hasta ahora no lo he hecho mal, incluso el otro día tuve la fortuna de entrar en el equipo para ganar al Español. Fue un pasito más, pero tampoco voy a lanzar las campanas al vuelo, sólo fue un partido más. Espero que el entrenador confíe una semana más en mí y si no, seguiré trabajando hasta el final.

JG: ¿Le guardas cierto rencor a Alcaraz por dejar de contar contigo?
IC: No, nunca. Yo no guardo rencor a ningún entrenador porque todos te dan algo. Uno puede tener ideas correctas o equivocadas, pero siempre hay algo que te dan. Siempre te dan más que te quitan. No puedo reprocharle nada a ningún entrenador por jugar o no jugar.

JG: Como has dicho antes, entraste en el equipo contra el Español y se ganó y, después de muchos partidos, no se encajó goles. ¿Influyó mucho tu entrada de partida o fue casualidad?
IC: Bueno, creo que fue la llegada de Clemente, que tiene nuevas ideas. Es normal que el equipo haya tardado dos o tres semanas en coger esas ideas. Salimos ha ganar el partido desde el primer minuto y, quieras que no, ayuda. Es anecdótico que yo haya entrado en el once. Por una vez, el equipo fue realmente un equipo: todos tuvimos las mismas ideas, todos ayudaron al de al lado, implicados al cien por cien. Si haces eso, a la gente la tienes detrás, y si pierdes, también la tendrás, porque saben que lo has dado todo por el equipo.

JG: Veo que Clemente ha ayudado en esto.
IC: Bueno, son ideas diferentes que han funcionado esta semana. Esperemos que no sea flor de un solo día. Pero sí es cierto que tiene unos planteamientos completamente diferentes. Se está implicando en el equipo y eso poco a poco se va notando. Por ahora han funcionado, si funcionan una semana más, podremos decir que ese es el camino a seguir.

JG: Eso, hablemos de seguir, pero en Primera. ¿Qué posibilidades reales ves que tiene el Murcia de permanecer?
IC: Mientras hayan… hay que ganar cinco partidos y quedan nueve, tenemos tres derrotas de margen. ¿Por qué no se van a poder ganar? El fútbol de hoy en día va por rachas y quién te dice que la racha que hemos pasado nosotros no la puede pillar otro equipo. Nosotros vamos partido a partido, sin mirar la clasificación, pensando que si hacemos bien las cosas, como contra el Español, tendremos muchas posibilidades de llevarnos varios partidos. Así que mientras hayan posibilidades, el equipo va a luchar.

JG: La situación de este Murcia con el que descendió hace cuatro años es algo semejante. Aquel equipo ascendió con un bloque ya formado: Reinke, tú, Tito, Ismael, Loreto… y de ese bloque sólo quedaste tú, y el equipo descendió por la vía rápida. En el último ascenso, el bloque era: Notario, tú, Abel, Pedro León, Jofre, Gallardo… Se quedaron bastantes, pero muchos de ellos fueron relegados a la suplencia, y la situación es crítica. ¿Crees que el Murcia debería mantener un bloque de jugadores que se entiendan y que estén acostumbrados a jugar juntos?
IC: En el mundo del fútbol no hay un librillo que te diga lo que va a funcionar seguro. Nunca se sabe dónde está el acierto. A lo mejor te quedas con el grupo y tampoco funciona. Ya te digo que el fútbol funciona por rachas. Eso sí, lo más importante es formar un equipo. Mis compañeros son jugadores de calidad individual extraordinaria, pero como equipo no hemos funcionado como deberíamos. Hay que buscar el camino de la humildad, el trabajo, el sacrificio. Si las cualidades de cada uno se juntan se hará genial. El otro día se vio ese alma y esperamos seguir ese camino.

JG: Una última cosa: he mencionado antes a Pedro León. El jugador de Mula decidió irse al Levante por creer que en el Murcia no iba a jugar. ¿Cómo viste su situación, se llevaba mal con Alcaraz?
IC: La verdad es que no me gusta hablar de la situación de otros compañeros. Puedo decir que es un chico que tiene unas cualidades enormes y es un gran jugador, pero en la vida hay que tomar decisiones y él la tomó así. Ahora está en otro equipo, ahora él deberá pensar si fue acertada o no, más allá no me puedo meter. No sé si tenía problemas o no. Es el propio Pedro quien te lo tiene que decir.

JG: Espero preguntárselo algún día. Gracias Ibán, ha sido un placer.
IC: De nada, lo mismo digo.

6 marzo 2008

Clemente sustituye a Alcaraz en el banquillo grana

El técnico vasco ficha por el Murcia, después de que Jesús Samper despidiera esta tarde a Lucas

Se confirmaron todos los presagios. Lucas Alcaraz ya no es entrenador del Real Murcia. El técnico granadino fue convocado a la Nueva Condomina por su presidente, Jesús Samper, para conocer la decisión del máximo mandatario grana de no seguir contando con sus servicios. Su puesto lo ocupará Javier Clemente, que da así por concluida su nonata relación con la selección de Irán.
Lo cierto es que entre la afición grana existía el temor de que Alcaraz dirigiera el partido del domingo ante el Getafe, teniendo en cuenta que tras la goleada encajada en el Ruiz de Lopera no había intención de la directiva de echar al granadino. Pero el más que probable enojo de la grada con el Presidente de no confirmarse la destitución del entrenador, los ha llevado a tomar esta decisión.

Todo este asunto se ha resuelto hoy mismo. Primero, Samper ha concretado el fichaje del de Baracaldo y citó a Alcaraz en el estadio grana. El ya ex-entrenador del Real Murcia, abandonó Nueva Condomina por la puerta de atrás, rehuyendo a la prensa, que esperaba conocer su reacción. El club ha convocado una rueda de prensa en la que probablemente se presente a Clemente como nuevo entrenador. Lo normal es que el nuevo preparador pimentonero dirija mañana su primer entrenamiento y se siente en el banquillo contra el Getafe el domingo.

18 febrero 2008

En el año del Centenario no, ¡por favor!

Parece que la Primera División del fútbol español tiene algo contra el Real Murcia. Cada vez que asoma la cabeza por ella, se la quiere cortar. El equipo de la ciudad del Segura está condenado por lo visto a ser un equipo ‘ascensor’. Esta temporada parece tener solución. Pero cuál es esa solución es el gran dilema de los aficionados. El partido contra el Almería nos dejó a un Murcia hundido en la tabla, penúltimo, pero a sólo tres puntos de la salvación. Lo peor es la imagen que dejaron los chicos de Alcaraz, la de un equipo sin gol, sin claridad de juego, sin profundidad, plano. Pero esto no es algo nuevo. Al principio de la temporada, el juego ramplón del equipo era rentable, ya que se marcaban las pocas ocasiones que se generaban. Pero eso pasó a la historia. Las continuas lesiones de jugadores de ataque (Baiano, máximo goleador del equipo, lleva tres jornadas sin poder jugar) y la falta de ideas en el centro del campo ha propiciado un cambio a peor que, acompañado de unos inusuales fallos en defensa, ha llevado al Murcia al descenso. Pero es que el Murcia hoy en día no le marca ni al arco iris. En los calentamientos previos a los partidos de los granas en Nueva Condomina, he podido observar que las jugadas ensayadas de centro-remate, ninguno de esos remates acaba en gol, ninguno. El técnico granadino no ha trabajado el remate, y eso se nota. El Murcia tiene jugadores, tiene presupuesto, tiene nombre… pero sin gol no eres nadie.
El Almería por su parte es un equipo trabajado, un equipo que no da un balón por perdido y que cuando llega al área rival, lo hace con mucho peligro. Si a esto le añades la impresionante aparición del guardamenta Diego Alves, pues tienes al mejor equipo del 2008. Un equipo que tiene bastante menos presupuesto que el presidido por Jesús Samper. El Real Murcia tampoco está teniendo ni una pizca de suerte. No tiene la suerte de engatillar un tiro desde donde sea y que entre, como le pasó a Sinama-Pongolle con su gol al Deportivo; tampoco tiene la suerte de que en un córner el equipo rival se despiste, como sí le pasó al Murcia contra el Levante en el gol de Álvaro; tampoco ha tenido la suerte de que un libre directo le entre… Pero soy de los que cree que la suerte hay que buscarla, y el Real Murcia no la está buscando, el señor Lucas Alcaraz no la está buscando. El granadino nos ascendió, pero ya es hora de buscar alternativas, un revulsivo que nos haga salir de la crisis, alguien que saque este barco a flote. Y que no nos olvidemos, estamos en el año de nuestro Centenario. No podemos descender en el año del Centenario, ¡por favor!Siempre se le estará agradecido a Alcaraz por todo lo que nos ha dado pero, como dice mi amigo Luis, “un ascenso no es un contrato de por vida”.

16 mayo 2007

¡Somos de Primera!

Los de Lucas Alcaraz vuelven a la División de Honor tres años después tras empatar en Ponferrada con un gol de Iván Alonso

Ya está hecho. El estadio El Toralín de Ponferrada forma ya parte de la historia del Real Murcia. En él elequipo granase convirtió en la tarde-noche del sábado en nuevo equipo de la Primera División del fútbol español. Un ascenso tan sufrido como esperado por la gran trayectoria que ha llevado el conjunto pimentonero a lo largo de la campaña. Una regularidad que le ha permitido estar muchas jornadas entre los tres primeros clasificados e ir aumentando progresivamente su distancia con respecto al cuarto. El objetivo ya está cumplido. Ya sólo queda esperar hasta finales de agosto para poder volver a disfrutar del Real Murcia entre los más grandes del fútbol español.

Tensa primera parte

Los dos equipos salieron al campo sabiendo lo que se jugaban. La Ponferradina necesitaba una victoria que le permitiera seguir soñando con la permanencia; y el Murcia quería finiquitar su estancia en Segunda cuanto antes para que no entraran las prisas. Poco a poco, los Abel, Richi y compañía fueron haciéndose dueños del centro del campo y llegaron las primeras ocasiones visitantes. Gallardo y Jofre eran cuchillos por las bandas, pero les faltaba algo de afilado. La cosa pintaba bien para los granas, y más aún después de la “auto-expulsión” de Rubén Vega. La primera amarilla la recibió por una entrada por detrás a Aranda y la segunda por simular un penalti.

Iván pone en bandeja el ascenso

La segunda parte seguía por los mismos derroteros que la primera. En tres minutos el Murcia tuvo tres ocasiones para marcar, pero el acierto de la defensa leonesa evitó que el balón besase las mallas. Al cuarto de hora, Alcaraz dio entrada a Antoñito en lugar de Aranda, que no tuvo suerte de cara a gol. El “Romario del polígono” creó mucho peligro en el área rival. Tal es así que él dio el pase en el gol a Iván Alonso, que sólo tuvo que empujar la pelota hacia el fondo de la portería. La locura se desató entre los 600 granas que acompañaron al equipo a través de las tierras de Castilla. El gol no hacía más que confirmar lo que se estaba viendo sobre el terreno de juego, es decir, un Murcia superior, con más presencia en el campo, sin ser vistoso, pero sí efectivo, lo que le ha caracterizado durante todo el año. Todo hacía presagiar un final de partido plácido para los grana, pero un gol de Baha tras una mala salida de Notario puso más emoción de la esperada.

Acciari se llevó el mejor premio


La Verdad

Se oyen palmas, gritos, euforia en la grada grana. Y no sólo por el ascenso, sino porque Lucas Alcaraz llama a José Luis Acciari para debutar. El “loco”, que no había jugado ni un solo minuto esta temporada, volvía a jugar justo el día del ascenso. Todo un detalle por parte del técnico granadino, no muy aficionado a estos gestos. Sólo fue un minuto y medio, pero a Acciari le supo a gloria el tiempo que estuvo en el campo. Cuando el árbitro decretó el final, el argentino se sumió en un mar de lágrimas incontenibles por la emoción que le suponía volver el día del ascenso.

Y ¡a Primera!

Final del partido. El Murcia está en Primera. Todos los jugadores vestidos de corto, incluso los no convocados salieron eufóricos al campo a celebrarlo. El graderío grana no tardó en invadir el terreno de juego para felicitar a sus héroes. Una afición que ha llevado en volandas al equipo hacia la División de Honor del fútbol español, un sitio que nunca debió abandonar el Murcia y que todos esperamos que no abandone jamás.

4 mayo 2007

Un poquito más

El Murcia, tras sus últimas victorias ante Poli Ejidoy Xerez y el empate ante el Valladolid, está a 4 puntos de conseguir el ascenso

Un poquito más. Eso es lo que necesita el Real Murcia para conseguir el objetivo, ascender a Primera. Sólo le restan 4 puntos para conseguir el ascenso sin depender de otros. Incluso podría alcanzar la Primera esta jornada dependiendo de los resultados de sus perseguidores. Para que la carambola fuera efectiva, el Murcia tendría que ganar al Lorca este sábado y esperar a que el Ciudad perdiese en su visita al Hércules, que el Numancia empatara o perdiese contra el Salamanca en Los Pajaritos y que el Cádiz y el Xerez se repartan los puntos en el Carranza. Parece casi imposible que se produzca. Aun así, muchos murcianos respaldaban la idea de retrasar el partido de su equipo al domingo para no tener que esperar al día siguiente de su partido contra el equipo de Basadre.
Los de Lucas Alcaraz preparan el choque como uno más, con la cautela común durante toda la campaña.Hace unos días tuve la suerte de poder hablar con el técnico granadino. Tras decirle que iban a ascender este mismo fin de semana, él me contestó “aún quedan muchas cosas porhacer”. Incluso cuando sólo le falta una o como mucho dos jornadas para ascender, el andaluz es precabido.Si finalmente se consigue, estoy seguro de que Alcaraz será el primero en celebrarlo y desatar esa tensión que ha ido acumulando mientras pasaban las jornadas.

28 marzo 2007

El Retorno del Rey

Filed under: acciari, Iván Alonso, Lucas Alcaraz, Real Murcia, regreso — Yazid @ 2:39 pm

José Luis Acciari, el mejor jugador de Segunda División, regresa a una convocatoria nueve meses después

El centrocampista argentino del RealMurcia, José Luis Acciari, ha sido convocado por Lucas Alcaraz para el próximo partido del equipo grana contra la Unión Deportiva Las Palmas en el Insular.
El jugador argentino vuelve a una lista casi diez meses después de lesionarse en la rodilla en el partido que enfrentó al Murcia contra el Ciudad allá por el més de mayo de 2006 y a pesar de esosiguió jugando y finalmente fue expulsado.
El jugador llevaba varias semanas con el alta médica y pidiendo a gritos una oportunidad para demostrar que estaba plenamente recuperado. Finalmente Alcaraz se la ha dado. Esperamos que responda como antaño.
Las otras novedades de la lista son la vuelta de Adrián Martín, Ramón e Iván Alonso, que se perdió el último partido contra el Sporting por sanción. Además, destacan las ausencias de Abel y Aranda por sanción y Lledó, Emerson y Marañón por decisión técnica.

Fuente: http://www.realmurcia.info/mur05/press_a.php?id=1199&secc=14&sub=3&ubi=3&sop=0

Blog de WordPress.com.