Medio Centro

10 febrero 2008

El Valladolid odia el Bernabéu

El Real Madrid le hace un ‘siete’ a los de Pucela y amplia su ventaja a ocho puntos · Guti y Robben, espectaculares

Real Madrid 7 – 0 Valladolid



Enésimo golpe de autoridad del Real Madrid en la Liga. Quizá sea este el más fuerte, el que asegura que los blancos van a ganar la Liga, que es el mejor equipo, que, a pesar de las innumerables bajas, es capaz de marcarle siete goles al Valladolid. Los pupilos de Mendilíbar llegaban a Madrid con la intención de ponerle las cosas difíciles, como ya hicieron en su campo. Además, los recién ascendidos no se le han dado bien a los merengues, que sólo habían ganado al Almería en el Bernabéu y sufriendo. Y empezaron jugándole de tú a tú a los de Schuster. Movían el balón rápidamente, aprovechando que Diarrà no estaba. Pero el Real Madrid es una máquina de hacer fútbol. El entrenador alemán puso toda su artillería sobre el campo: Guti y Gago en el centro; Robben y Robinho en las bandas; y Raúl y Baptista arriba. El esférico se movía con criterio, con un Robben muy enchufado desde el principio. Una jugada suya provocó el primero de la tarde, que se anotó Baptista. El gol liberó al Madrid de la presión inicial blanquivioleta, y pudo jugar sin paliativos. Bueno sí, tuvo un paliativo. Robinho sintió un fuerte pinchazo en el abdominal y tuvo que dejar su sitio a Drenthe. Todo esto pasó antes del primer cuarto de hora de partido. En ese momento, Guti cojió la manija.

Sobredosis de goles

Corría el minuto treinta de partido, cuando Guti puso un buen balón en profundidad a Raúl, que tras recortar a Sergio Asenjo, marcó a puerta vacía. 2-0. Pero Guti seguía con su clase particular, y dos minutos después le puso otro grandísimo pase a Robben, que anotó su primer gol en Liga. El partido que supuestamente iba a ser duro quedó sentenciado a la media hora. A partir de entonces, sólo se podía esperar una tremenda goleada. Raúl quería conseguirla y se decidió a transformar un penalti cometido por el portero vallisoletano sobre Baptista a los 36 minutos. El Bernabéu era una fiesta para todos… menos para el Valladolid. Su última visita a la catedral blanca se llevó siete goles, y estaban camino de repetirlo. Los de Mendilibar querían el descanso, pero Guti no. El madrileño puso el 5-0 en el 43 resolviendo un mano a mano con el cancerbero. Habría que echar mano de la estadística para recordar cuándo fue la última vez que el Real Madrid se iba al descanso ganando por 5-0.

La segunda parte careció de emoción. El partido estaba muerto y el Madrid bajó el ritmo. Schuster aprovechó para dar descanso a Sergio Ramos, que venía arrastrando problemas, y lo sustituyó en el 57 por Diarrà, que se ubicó en el centro de la defensa. La defensa del Valladolid estaba ya harta de parar los ataques del Real Madrid, lo que aprovechó Guti para poner el set en blanco. A todo esto, volvió Soldado, sustituyendo a Gago. El valenciano buscó su gol, pero el que lo encontró fue Drenthe, que también se estrenó en Liga.

Al final, enorme goleada del Real Madrid, algo que no se veía desde el año 2002, en el que los blancos ganaron 7-0 a Las Palmas con cinco goles de Morientes. El Real Madrid recupera el colchón de puntos sobre el Barcelona, al que distancia a ocho puntos, tras el empate (1-1) de estos en el Pizjuán contra el Sevilla.

Jornada 23

10-2-2008

Real Madrid: Casillas, Salgado, Cannavaro, Ramos (Diarra, 57′), Marcelo, Gago (Soldado, 74′), Robben, Guti, Robinho (Drenthe, 14′), Baptista y Raúl.
Valladolid:
Asenjo, Pedro López, Rafa, Gª Calvo, Marcos, A. Rubio, V. Dorado, Sisi (Sesma, 72′), Víctor (Borja, 46′), Capdevila(O. Sánchez, 58′) y Llorente.

Goles:

1-0 (8′): Baptista recibe de Robben y fusila con la derecha.
2-0 (30′): Raúl hace la pared con Guti, regatea a Asenjo y marca con la derecha.
3-0 (32′): Gran pase de Guti a Robben, que se planta solo ante Asenjo y le bate con la zurda.
4-0 (38′): Raúl, de penalti cometido por Asenjo a Baptista.
5-0 (43′): Pase de Drenthe a Guti, que marca con la izquierda.
6-0 (61′): Guti recibe de Robben y su remate de primeras con la zurda da en el palo y entra.
7-0 (79′): Guti toca de cabeza a Drenthe, que bate a Asenjo con la pierna izquierda.

Árbitro: Ramírez Domínguez, del Colegio Andaluz. Amonestó a Sergio Ramos (21′) y Asenjo (37′).
Incidencias: Santiago Bernabéu. Lleno. 82.000 espectadores.

Resumen del encuentro

25 diciembre 2007

"2007 es para estar orgullosos"

Con esta frase del capitán del Real Madrid, Raúl González, inicio mi resumen del que ha sido un gran año para el Real Madrid Club de Fútbol:

2007, un nuevo amanecer

Todo el mundo era pesimista con el Real Madrid a principios del año 2007. El equipo de Capello venía atravesando una mala racha de resultados tanto en Liga, donde se encontraba tercero y jugando muy mal, como en Copa del Rey, donde quedó eliminado en octavos por el Betis. Además, luego vendría el palo tremendo de quedar fuera de la Liga de Campeones en octavos (como los dos años anteriores) ante el Bayern de Munich, que estaba atravesando una de sus peores crisis de los últimos años. Pero Capello consiguió unir de una forma increíble a su plantilla, convenciéndoles de que era posible ganar la Liga. El club se lo tomó muy en serio y realizó un llamamiento a la afición, aquel famoso Juntos podemos ganar la Liga. Todo ésto surgió tras el partido en el Camp Nou ante el eterno rival a ganar la Liga, el Barcelona. En ese partido la suerte no estuvo a favor de los merengues, que vieron como Messi les empataba un partido que tenían ganado en el minuto 90. Pero se vio un equipo totalmente distinto al del resto del año; un equipo comprometido con la causa, que se creía que podían ganar, que sabía que iba a hacerlo… y que al final lo hizo. Una casta que jamás había visto en unos jugadores con la zamarra blanca, liderados por un inconmensurable Ruud Van Nistelrooy que marcó 10 goles en 7 jornadas y que se quedó a uno sólo de la Bota de Oro. La escuadra blanca siempre se encontraba con el marcador a favor, parecía que la suerte siempre estaba en su contra, pero con coraje siempre daban la vuelta a resultados adversos. De los últimos 17 partidos, el Real Madrid ganó o empató 9 encuentros en los que iba perdiendo, la mayoría de ellos conseguidos en los últimos minutos, lo que demostraba que el equipo nunca jamás se rendía. El que con mejor sabor de boca recordamos todos fue el partido contra el Español en el Bernabéu. Corría el 12 de mayo, y el Español sorprendió a un lanzado Real Madrid poniéndose 0-2 en el marcador a los 25 minutos. Van Nistelrooy acortó diferencias, pero el rifle Pandiani puso el 1-3 con el que se llegó al descanso. Todos los madridistas lo veíamos perdido, la ilusión que se había creado se nos vino abajo. Pero primero Raúl, más tarde Reyes y definitivamente Higuaín consiguieron una de las mejores remontadas que he visto nunca. Desde ese momento, que además supuso el liderato para los blancos, todos veíamos claro que íbamos a ganar la Liga. Daban igual los inconvenientes que se presentasen, Ruud, Raúl, R. Carlos, Beckham y compañía iban a ganar. Y si no eran ellos, era Tamudo el que les ayudaba. Sus dos goles en el Camp Nou en la penúltima jornada dieron la Liga en bandeja al conjunto de Fabio Capello, que no desaprovechó en la última jornada contra el Mallorca en el Bernabéu, eso sí, remontando el primer gol de Varela, con dos de un Reyes estelar y otro de Diarrà, el siempre criticado Diarrà. La Liga volvía con su legítimo dueño cuatro años después y se celebró como ninguna. Sin duda alguna, ésta fue la Liga que más he disfrutado como seguidor madridista.

Y este año comenzó con una revolución que todos esperaban: Ramón Calderón, en su afán por buscar la excelencia, despidió al campeón Capello para traer al novato Bernd Schuster. Todos nos temíamos lo peor. Además, se realizaron 8 fichajes (Metzelder, Pepe, Saviola, Dudek, Sneijder, Drenthe, Robben y Heinze) además de repescar a Baptista y Soldado, algo muy raro para un equipo campeón. Aunque el nombre de los fichajes nos hacía esperar lo mejor, el dubitativo inicio de temporada, que trajo consigo la pérdida de la Supercopa de España contra el Sevilla (1-0 en el Pizjuán, 3-5 en el Bernabéu), no nos hacía esperar mucho de este nuevo equipo. Pero la remontada, como no, contra el Atlético en la primera jornada de Liga y la tremenda goleada 0-5 en Villarreal hizo que todos cambiásemos de opinión. Además, el Barça tenía problemas internos con Ronaldinho, Eto’o se lesionó y sólo Messi estaba a la altura. Desde entonces el Real Madrid ha estado imparable en Liga, donde es líder con 7 puntos de ventaja sobre los de la Ciudad Condal, tras ganarles en el Camp Nou 0-1 con un tremendo gol de Baptista. Sinceramente y a no ser que pase una catástrofe, el Real Madrid es el único candidato a ganar la Liga, habiendo demostrado ser muy superior a todos sus rivales. Y 2008 parece que va a ser el año del resurgir en Europa, donde es también uno de los máximos candidatos a ganar la Champions en Moscú.

Aquí os dejo un resumen de lo que ha sido este año para el Real Madrid, disfruten (lo siento por la música, pero es lo que hay):

18 marzo 2007

Los futuribles

Tal y como publicaba hace unos días el diario alemán Bild, el jugador del Borussia Dortmund, Christoph Metzelder, tiene todas las papeletas para jugar en el Real Madrid el año próximo. Además, Marca adelantaba que el defensa germano pasó un reconocimiento médico supervisado por el Jefe de los Servicions Médicos del club blanco, Alfonso del Corral.
A parte de este central de 26 años, se han barajado otros muchos nombres que podrían recalar en la disciplina madridista.Entre ellos, el que más ha sonado es el portugués del Manchester Utd. Cristiano Ronaldo. Este extremo, uno de los mejores del mundo si no el mejor, tiene sólo 22 años y un espectacular futuro por delante, ésto, unido a sus regates en la banda y sus precisas asistencias le han convertido en el jugador más buscado por los grandes europeos, entre ellos Madrid y Barça. El jugador no se ha inclinado por ahora, pero todo parece indicar que el portugués acabará vestido de blanco por unos 80 millones de euros.
También se volvió a poner el nombre del español del Arsenal Cesc Fábregas. El jugador con el futuro más prometedor del fútbol español, con sólo 19 años se ha convertido en el gran valuarte del finalista de la Champions del año pasado con su compañero Thierry Henry. En una entrevista para Marca, el jugador dijo sentirse halagado por el interés del Madrid y su deseo de jugar en España, previsiblemente en el Real Madrid. El centrocampista serviría para apuntalar un medio con Gago y Diarra, que asustaría a cualquiera.
El canterano Roberto Soldado es otro de los que puede jugar el año que viene en el Madrid después de estar realizando una gran campaña con Osasuna habiendo metido 8 goles en Liga y estando en cuartos de final de la Copa de la UEFA. Pero el canterano sólo se quedaría en el Madrid de tener la seguridad de que va a jugar, porque no querrá quedarse otra temporada sin oler el terreno de juego. Ésto se daría si el Real Madrid no ficha a ningún otro delantero centro, así sólo tendría por delante a Ruud Van Nistelrooy.
Las posibles dudas de si se iba a fichar a algún lateral con la marcha de Roberto Carlos han quedado disipadas con la aparición estelar del canterano Miguel Torres, que ha dado una gratísima impresión tanto a técnicos como a la afición.El gran sueño de Ramón Calderón y, por qué no decirlo, de todos los madridistas, el brasileño del Milán Kaka’, parece ser el que menos opciones de llegar al Bernabéu tiene. La inversión en Cristiano Ronaldo ya sería demasiado alta como para realizar otra del estilo con el mediapunta carioca.

Julio Baptista, brasileño cedido por el Real Madrid al Arsenal por Reyes parece seguro que seguirá en el equipo de la capital inglesa la temporada que viene ya que su puesto en el Madrid está cubierto. Lo que no está tan claro es la continuidad del extremo andaluz. Su bajo rendimiento durante toda la temporada puede que le pase factura y le obliguea volver al Arsenal.
Otros nombres que han sonado pero ya con menos intensidad son los defensas de la Roma, el rumano Chivu y el francés Mexes, el extremo holandés del Chelsea Arjen Robben, el delantero brasileño del Inter, Adriano y el también delantero de la Juventus, Trezeguet, pero parece poco probable que alguno de ellos recale en el conjunto blanco.

En definitiva, un abanico de nombres que espero ayuden al Real Madrid ha salir del pozo en el que se encuentra inmerso.

Blog de WordPress.com.