Medio Centro

10 febrero 2008

El Valladolid odia el Bernabéu

El Real Madrid le hace un ‘siete’ a los de Pucela y amplia su ventaja a ocho puntos · Guti y Robben, espectaculares

Real Madrid 7 – 0 Valladolid



Enésimo golpe de autoridad del Real Madrid en la Liga. Quizá sea este el más fuerte, el que asegura que los blancos van a ganar la Liga, que es el mejor equipo, que, a pesar de las innumerables bajas, es capaz de marcarle siete goles al Valladolid. Los pupilos de Mendilíbar llegaban a Madrid con la intención de ponerle las cosas difíciles, como ya hicieron en su campo. Además, los recién ascendidos no se le han dado bien a los merengues, que sólo habían ganado al Almería en el Bernabéu y sufriendo. Y empezaron jugándole de tú a tú a los de Schuster. Movían el balón rápidamente, aprovechando que Diarrà no estaba. Pero el Real Madrid es una máquina de hacer fútbol. El entrenador alemán puso toda su artillería sobre el campo: Guti y Gago en el centro; Robben y Robinho en las bandas; y Raúl y Baptista arriba. El esférico se movía con criterio, con un Robben muy enchufado desde el principio. Una jugada suya provocó el primero de la tarde, que se anotó Baptista. El gol liberó al Madrid de la presión inicial blanquivioleta, y pudo jugar sin paliativos. Bueno sí, tuvo un paliativo. Robinho sintió un fuerte pinchazo en el abdominal y tuvo que dejar su sitio a Drenthe. Todo esto pasó antes del primer cuarto de hora de partido. En ese momento, Guti cojió la manija.

Sobredosis de goles

Corría el minuto treinta de partido, cuando Guti puso un buen balón en profundidad a Raúl, que tras recortar a Sergio Asenjo, marcó a puerta vacía. 2-0. Pero Guti seguía con su clase particular, y dos minutos después le puso otro grandísimo pase a Robben, que anotó su primer gol en Liga. El partido que supuestamente iba a ser duro quedó sentenciado a la media hora. A partir de entonces, sólo se podía esperar una tremenda goleada. Raúl quería conseguirla y se decidió a transformar un penalti cometido por el portero vallisoletano sobre Baptista a los 36 minutos. El Bernabéu era una fiesta para todos… menos para el Valladolid. Su última visita a la catedral blanca se llevó siete goles, y estaban camino de repetirlo. Los de Mendilibar querían el descanso, pero Guti no. El madrileño puso el 5-0 en el 43 resolviendo un mano a mano con el cancerbero. Habría que echar mano de la estadística para recordar cuándo fue la última vez que el Real Madrid se iba al descanso ganando por 5-0.

La segunda parte careció de emoción. El partido estaba muerto y el Madrid bajó el ritmo. Schuster aprovechó para dar descanso a Sergio Ramos, que venía arrastrando problemas, y lo sustituyó en el 57 por Diarrà, que se ubicó en el centro de la defensa. La defensa del Valladolid estaba ya harta de parar los ataques del Real Madrid, lo que aprovechó Guti para poner el set en blanco. A todo esto, volvió Soldado, sustituyendo a Gago. El valenciano buscó su gol, pero el que lo encontró fue Drenthe, que también se estrenó en Liga.

Al final, enorme goleada del Real Madrid, algo que no se veía desde el año 2002, en el que los blancos ganaron 7-0 a Las Palmas con cinco goles de Morientes. El Real Madrid recupera el colchón de puntos sobre el Barcelona, al que distancia a ocho puntos, tras el empate (1-1) de estos en el Pizjuán contra el Sevilla.

Jornada 23

10-2-2008

Real Madrid: Casillas, Salgado, Cannavaro, Ramos (Diarra, 57′), Marcelo, Gago (Soldado, 74′), Robben, Guti, Robinho (Drenthe, 14′), Baptista y Raúl.
Valladolid:
Asenjo, Pedro López, Rafa, Gª Calvo, Marcos, A. Rubio, V. Dorado, Sisi (Sesma, 72′), Víctor (Borja, 46′), Capdevila(O. Sánchez, 58′) y Llorente.

Goles:

1-0 (8′): Baptista recibe de Robben y fusila con la derecha.
2-0 (30′): Raúl hace la pared con Guti, regatea a Asenjo y marca con la derecha.
3-0 (32′): Gran pase de Guti a Robben, que se planta solo ante Asenjo y le bate con la zurda.
4-0 (38′): Raúl, de penalti cometido por Asenjo a Baptista.
5-0 (43′): Pase de Drenthe a Guti, que marca con la izquierda.
6-0 (61′): Guti recibe de Robben y su remate de primeras con la zurda da en el palo y entra.
7-0 (79′): Guti toca de cabeza a Drenthe, que bate a Asenjo con la pierna izquierda.

Árbitro: Ramírez Domínguez, del Colegio Andaluz. Amonestó a Sergio Ramos (21′) y Asenjo (37′).
Incidencias: Santiago Bernabéu. Lleno. 82.000 espectadores.

Resumen del encuentro

26 enero 2008

La clase vuelve a Riazor


Todo aquel que me conozca sabrá perfectamente mi admiración por Juan Carlos Valerón. Uno de los jugadores españoles con más clase y calidad de los últimos años vuelve a una convocatoria con el Deportivo un año después de su última aparición en una lista. El jugador de Arguineguín podría disputar sus primeros minutos de la temporada contra el Valladolid.
Valerón es la clase, el estilo, la visión de juego, el regate, el gol y lo más parecido que ha dado España a Zinedine Zidane. Se formó, como no, en las categorías inferiores de la Unión Deportiva Las Palmas, club con el que debutó en Segunda en 1995. Dos años después, el Mallorca, recién ascendido a Primera División, ficha a Valerón, que jugó su primer partido en la máxima categoría contra el Valencia. Su magnífica temporada en el equipo balear no pasa desapercibida para el Atlético, que no duda en ficharlo. Valerón le quitó el sitio en el Calderón a Juninho, el que era el fichaje estrella del Atleti. Pero Valerón llegó en la peor época de la Historia atlética, que supuso el descenso a Segunda en el 2000. Un jugador de la calidad de Valerón no podía permitirse el lujo de volver a Segunda, por lo que decidió irse al reciente campeón de Liga, el Deportivo de la Coruña. En el conjunto gallego Valerón vivió sus mejores años de futbolista, formando asociaciones perfectas con Víctor, Fran, Tristán y Makaay en la delantera deportivista. El éxito se vio reflejado en la conquista de la Copa del Rey en 2002 ante el Real Madrid en el famoso “Centenariazo” (qué dolor, por cierto). Además, Europa se rindió ante el Eurodepor. Todos recordaremos en nuestra memoria aquel 4-0 al Milán que sirvió al Depor para clasificarse para las semifinales de la Champions, remontando el 4-1 de la ida.
Pero no todo han sido alegrías en el Deportivo. En febrero de 2006, Valerón se rompe el ligamento cruzado anterior de la rodilla. Seis meses después, vuelve a recaer. A principios de 2007, cuando parecía superada la terrible lesión, Valerón recae de nuevo. Un auténtico calvario de casi dos años que nos han impedido disfrutar del jugador español con más clase de los últimos 20 años. Este via crucis puede verse acabado mañana si el jugador canario puede jugar unos minutos contra el Valladolid en Riazor. El fútbol ha ganado la guerra a las lesiones, Valerón sale victorioso.

4 mayo 2007

Un poquito más

El Murcia, tras sus últimas victorias ante Poli Ejidoy Xerez y el empate ante el Valladolid, está a 4 puntos de conseguir el ascenso

Un poquito más. Eso es lo que necesita el Real Murcia para conseguir el objetivo, ascender a Primera. Sólo le restan 4 puntos para conseguir el ascenso sin depender de otros. Incluso podría alcanzar la Primera esta jornada dependiendo de los resultados de sus perseguidores. Para que la carambola fuera efectiva, el Murcia tendría que ganar al Lorca este sábado y esperar a que el Ciudad perdiese en su visita al Hércules, que el Numancia empatara o perdiese contra el Salamanca en Los Pajaritos y que el Cádiz y el Xerez se repartan los puntos en el Carranza. Parece casi imposible que se produzca. Aun así, muchos murcianos respaldaban la idea de retrasar el partido de su equipo al domingo para no tener que esperar al día siguiente de su partido contra el equipo de Basadre.
Los de Lucas Alcaraz preparan el choque como uno más, con la cautela común durante toda la campaña.Hace unos días tuve la suerte de poder hablar con el técnico granadino. Tras decirle que iban a ascender este mismo fin de semana, él me contestó “aún quedan muchas cosas porhacer”. Incluso cuando sólo le falta una o como mucho dos jornadas para ascender, el andaluz es precabido.Si finalmente se consigue, estoy seguro de que Alcaraz será el primero en celebrarlo y desatar esa tensión que ha ido acumulando mientras pasaban las jornadas.

Blog de WordPress.com.