Medio Centro

10 febrero 2008

El Murcia se hunde acosta de los árbitros

Velasco Carballo no pitó un claro penalti a Goitom y dio validez al gol de Guille Franco, en fuera de juego

Real Murcia 0 – 1 Villarreal



Si algo malo puede pasar, pasará. La ley de Murphy se ceba con el Murcia. Cuando el equipo parecía que había resurgido en el Calderón, el Villarreal lo hunde en la miseria. Bueno, el Villarreal o el árbitro. En un país en el que el mayor protagonista de un partido suele ser el colegiado, Velasco Carballo se lleva la palma. Primero, por señalar innumerables faltas inexistentes, para ambos equipos, por llamar la atención continuamente a los jugadores para nada. Segundo, por no pitar un clamoroso penalti de Cygan sobre Goitom, cuando éste ya se preparaba para fusilar a Diego López. Tercero, por permitir que Guille Franco marcara el gol de la victoria en fuera de juego en el 93.

A todo esto, el partido de ayer fue el mejor de lo que va de campaña del Real Murcia. A pesar de lo que digan los ‘cantamañanas’ a la salida de Nueva Condomina, el equipo de Alcaraz movió el balón con criterio cuando lo tenía y presionó al rival cuando lo perdió. Además, la defensa de Cuadrado y Arzo estuvo en todo momento muy seria, y no permitió que los amarillos tuvieran oportunidades. Pero al equipo le sigue faltando mordiente arriba, ya que el abajo firmante no fue capaz de contabilizar más de dos o tres ocasiones claras de gol.
También me empiezo a preguntar por qué el Murcia no cambia de campo al empezar el partido, ya que el fútbol siempre le llega cuando ataca sobre la puerta de fondo norte. Jofre era el más enchufado al encuentro, dando buenas galopadas por su banda y centrando con critero, pero sus centros no encontraban rematador. Pablo García se hizo dueño y señor del centro del campo, ayudado en todo momento por un Richi inconmensurable. Pero Goitom estaba diluido, sobre todo desde que falló un mano a mano con Diego López. El Villarreal, por su parte, solo tuvo un inocente disparo del Guille Franco, que se perdió muy desviado de la portería de un tranquilo Notario.
En la reaundación, el Murcia salió enchufado, como suele ser habitual, intentando ponerse por delante. Regueiro y Rosinei, que salieron poco después, pusieron algo más de intensidad al ataque. Pero apareció el ‘prota’, el árbitro Velasco Carballo. En un ataque grana, Goitom se introdujo en el área, presionado por Cygan, que se tiró encima de él para placarle y lo consiguió, pero el colegiado no vio nada punible, o no quiso verlo. El Murcia no se aplacó y siguió presionando al Villarreal, embotellado en su campo. Pero la pelota no quería entrar y el partido parecía sentenciado al 0-0. Cuando la gente ya se estaba yendo del estadio, un pase de Pirès a Guille Franco, que se encontraba en claro fuera de juego, lo aprovechó el mexicano para poner el 0-1.

Parece que el Murcia no es bien recibido cada vez que se acerca por Primera, parece que molesta y hay que echarlo a toda costa. Por ahora están logrando su objetivo, ya que llevamos dos partidos seguidos en casa perdiendo con goles ilegales, en los últimos minutos, para más inri. En fin, esperemos que salgamos de esta situación peligrosa contra el Almería… y que los árbitros nos traten igual que al resto.

Jornada 23
Día » 09/02/2008
Hora » 20:00 horas
Estadio » Nueva Condomina. Espectadores: 23.150

Real Murcia
» Notario, De Coz, Cuadrado, Arzo, Peña, Richi, Pablo García, De Lucas (Rosinei, 70′), Jofre (Regueiro, 56′), Iván Alonso y Goitom.
Villarreal C.F. » Diego López, Venta, Gonzalo Rodríguez, Cygan, Capdevila, Josico, Eguren (Godín 90′), Cani (Pires, 79′), Cazorla, Gille Franco y Rossi (Nihat, 61′).
Goles » 0-1. Franco (93′).
Árbitro » Velasco Carballo. Amonestó al local Arzo y a los visitantes Gonzalo, Capdevila, Franco y Eguren.

Resumen del encuentro

Anuncios

28 enero 2008

El Madrid continúa su paseo triunfal por la Liga a costa del Villarreal

Real Madrid 3 – 2 Villarreal


Robinho con dos goles y Guti lideraron a los blancos · Rossi impidió el récord de imbatibilidad de Casillas

Después de que el Barcelona se dejara dos puntos en San Mamés, el Real Madrid tenía la oportunidad de casi sentenciar definitivamente la Liga poniéndose a 9 puntos de los azulgrana. Pero enfrente tenía al Villarreal, dolido por el 0-5 de la ida y con la intención de asegurarse los puestos de Champions, ya que el Español había perdido contra el Betis.
El partido se presentó como un claro homenaje al buen fútbol, con dos de los que mejor juegan de España. Y no defraudó. Los dos conjuntos salieron a morder desde el primer minuto, dejando a un lado los miedos y en busca de un gol. El Madrid, ejerciendo su rol de local, y con Gago como líder del centrocampo, tuvo más ocasiones que su rival amarillo, como un tiro de Van Nistelrooy que detuvo sin problemas Diego López, que volvía a la que fue su casa.
Hasta ese momento, Guti no había dado muestras de su calidad, así que decidió coger el libro y empezar a dar lecciones de fútbol. La primera fue un precioso pase en profundidad a Robinho, que de primeras, batió al arquero villarrealense. La jugada fue sensacional. Visión, concisión y precisión, los ingredientes fundamentales de un gran gol. Robinho, para agradecerle una de tantas asistencias, le limpió la bota al segundo capitán blanco.
El Madrid había hecho lo más difícil, adelantarse. Lo lógico en estos casos es que un gol así baje la moral del equipo visitante, pero eso espoleó al Villarreal, que fue rápidamente a buscar la igualada. Y la consiguió. Casillas vió como un zurdazo de Rossi desde el borde del área ponía fin a su racha de imbatibilidad. El italiano, explosivo como pocos, aprovechó una buena jugada personal para poner las tablas. El partido estaba siendo espectacular. Guti, Gago y Baptista hacían jugar al Madrid; y Bruno, Senna y Cazorla hacían lo propio con el Villarreal. Se generaron numerosas oportunidades para ambos conjuntos, pero las férreas defensas impidieron que se marcaran más goles en la primera parte.
Un empate no hubiera sido mal resultado para el Madrid, que mantendría la distancia con el Barça, pero quería ganar la Liga ya. Poco después del arranque de la segunda parte, Ramos, que jugaba de central, salió al contragolpe. Le dio el balón a Raúl, que con la derecha falló. Ramos no llegó al rebote y Guti también se encontró con el arquero. Tuvo que llegar Robinho para poner el esférico lejos del alcanze del portero para poner el 2-1.
El ritmo seguía muy alto. Van Nistelrooy y Baptista pudieron sentenciar para el Madrid y Rossi y Nihan siempre llevaban peligro al área de Casillas. Pero tuvo que ser Capdevila (no sé qué le ha hecho el Madrid a Capdevila, pero siempre le marca) tras un córner el que niveló el marcador otra vez.
La alegría fue mínima para el Villarreal, porque un minuto después, el recién incorporado Sneijder culminó un gran pase de Gago poniendo el 3-2 definitivo. El argentino hizo su partido más completo desde que es jugador del Real Madrid.
En definitiva, homenaje al fútbol en el Bernabéu que se llevó, como dice Rijkaard, el mejor. Esta Liga parece que tiene color blanco, esperemos que así sea.

FICHA TÉCNICA
3; Real Madrid: Iker Casillas; Míchel Salgado (Drenthe, min.80), Sergio Ramos, Cannavaro, Miguel Torres; Gago, Guti, Baptista (Sneijder, m.73); Robinho (Higuaín, m.88), Raúl y Van Nistelrooy.
2; Villarreal: Diego López; Javi Venta, Cygan, Godin, Capdevila; Senna, Bruno (Josico, m.58), Cazorla; Cani (Angel, m.58) Nihat (Tomasson, m.74) y Rossi.

Goles:

1-0 (m.9): Robinho, tras un pase magistral de Guti.
1-1 (m.16): Rossi, de un zurdazo desde la frontal.
2-1 (m.56): Robinho ejecuta un contragolpe, tras los intentos de Raúl y Guti.
2-2 (m.75): Capdevila, remata una peinada después de un córner.
3-2 (m.76): Sneijder tras pase de Gago.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Colegio catalán). Mostró tarjetas amarillas al madridista Gago y a los visitantes Godin y Senna.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Primera División del fútbol español disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 80.000 espectadores.

8 enero 2008

Del 16 al 9 de un salto

El Real Murcia se ha visto favorecido en esta jornada por los resultados de sus más inmediatos rivales que ha ascendido siete puestos después de lograr la victoria ante Osasuna por 2-0 con goles de Goitom y Abel, de penalti. Era algo que el equipo grana se venía mereciendo desde hace varios partidos ya que, consiguiera el resultado que consiguese, no conseguía nunca despegarse de los equipos de atrás. Como el día de la victoria contra el Racing (recordar que el Murcia ha conseguido 7 puntos de los últimos 9 disputados, habiendo ganado sus dos encuentros como local más recientes). Tras ese partido, en el que los pimentoneros rompían una racha de siete enfrentamientos sin ganar, mantuvo la distancia de un punto sobre el Betis que tenía la jornada anterior. Y tras el punto de San Mamés, el Murcia vio como los verdiblancos también empataban con el Valladolid, y el Deportivo ganaba en el Ciudad de Valencia al casi desauciado Levante. Pero el triunfo ante Osasuna ha abierto una brecha importante de cuatro puntos con el Betis, el primer equipo del descenso. Además, ha conseguido colocarse 9º, por delante de rivales importantes como Zaragoza, Mallorca o Getafe. Aunque esta situación en la tabla no debe servir para relajarse y tomarse con más calma los próximos partidos, porque la clasificación está muy apretada y puede perder la diferencia de un plumazo. Teniendo en cuenta que el Barcelona y el Zaragoza son los siguientes rivales y además lejos de Nueva Condomina, nos da a pensar que pronto perderemos esta diferencia, o no, ¿quién sabe con esta Liga tan loca? Después habrá que ganar como sea al Levante para enfrentarnos a Atlético y Villarreal con ciertas garantías previas. Por ahora, el Murcia ya ha sumado más de la mitad de los puntos necesarios para salvarse y ha conseguido el mismo número de victorias -5- que en su última aventura en Primera. Esperemos que el buen momento continúe por mucho tiempo… y les demos por el culo a los culés.

Blog de WordPress.com.